Conócenos

MARCAS

El titular de una marca renombrada tendrá que tolerar el uso de signos semejantes cuando haya una justa causa: uso anterior y buena fe

Por Marta Rodríguez

  • Imprimir

1. Hechos.

Red Bull es titular en Benelux de una marca mixta registrada el día 11 de julio de 1983 para bebidas no alcohólicas en clase 32 que se reproduce a continuación:


Por otra parte, De Vries es titular en Benelux de la marca denominativa THE BULLDOG en clase 32 y de las siguientes dos marcas mixtas (a partir de ahora marca/s semejante/s):

  
                                                


Las marcas THE BULLDOG son posteriores a la marca RED BULL. Sin embargo, antes de que Red Bull solicitase su marca, De Vries ya usaba THE BULLDOG como nombre comercial para una actividad de servicios de restauración, de hostelería y de despacho de bebidas (servicios “horeca”). Posteriormente, se empezaron a usar las marcas THE BULLDOG para bebidas energéticas.

En el marco del procedimiento judicial ante el Tribunal Supremo de Holanda en el que Red Bull solicitaba el cese de la producción y comercialización de dichas bebidas energéticas con el signo THE BULLDOG, el Tribunal manifestó ciertas dudas en relación a la interpretación del concepto de justa causa establecido en el artículo 5.2 de la Directiva 89/104 de Marcas, por lo que decidió plantear una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. 

En concreto, se preguntó al TJ si podría calificarse de justa causa el uso por un tercero de un signo semejante (THE BULLDOG) a una marca renombrada (RED BULL KRATING-DAENG) para un producto idéntico (bebidas energéticas) cuando se ha probado que el signo semejante se había utilizado con anterioridad a la solicitud de la marca renombrada. 

2. Pronunciamientos.

El Tribunal indica que, a efectos de determinar si este uso anterior podría calificarse de justa causa y podría permitir justificar que se obtenga una ventaja del renombre, hay que tener en cuenta dos elementos: 

a) Implantación del signo usado anteriormente y apreciación de la reputación de que goza este signo entre el público interesado y 

b) La intención del titular del signo semejante. 

Para ello, deberá tenerse en cuenta el grado de similitud entre los productos y servicios para los que la marca semejante se ha utilizado, cuándo se empezó a utilizar THE BULLDOG para el producto idéntico al de la marca renombrada y en qué momento la marca renombrada adquirió dicho renombre. 

En el presente asunto se entendió que el hecho de que De Vries utilizase las marcas THE BULLDOG para bebidas energéticas no suponía que estuviese obteniendo una ventaja del renombre de la marca de Red Bull sino que se trataba de una ampliación de la gama de los productos y servicios que antes comercializaba. 

3. Comentario.

En conclusión, en esta sentencia el TJ establece que efectivamente podrá obligarse al titular de una marca renombrada, en virtud de una justa causa en el sentido del artículo 5.2 de la Directiva 89/104, a tolerar el uso por un tercero de un signo semejante para un producto idéntico al registrado por la marca renombrada, siempre que el signo del tercero se hubiese utilizado con anterioridad a la solicitud de la marca renombrada y siempre que este signo semejante se hubiese utilizado de buena fe. 

Para apreciar tales circunstancias, el órgano jurisdiccional nacional deberá tener en cuenta la implantación y reputación del signo semejante a la marca renombrada; el grado de similitud entre los productos y los servicios para los cuales se utilizó originariamente el mismo signo y el producto para el que se registró la marca renombrada; y la relevancia económica y comercial del uso para ese producto del signo semejante. 

Esta interpretación del TJ goza de una especial relevancia ya que el titular de una marca renombrada podrá verse obligado a tolerar que un tercero utilice una marca similar a la suya para productos o servicios idénticos; siempre claro está que no exista mala fe y se cumplan las condiciones establecidas. 

(Fuente de la información: ANUARIO ELZABURU 2014, recopilatorio de comentarios de jurisprudencia europea en materia de Derecho de Propiedad Industrial e Intelectual que realiza Elzaburu).  

Documento citado: 

-  PRIMERA DIRECTIVA DEL CONSEJO de 21 de diciembre de 1988 relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de marcas (89 / 104 /CEE)

ENGLISH VERSION  

The holder of a reputed trademark will have to tolerate use of similar signs where there is due cause, i.e., earlier use and good faith. Judgment of the Court of Justice of 6 February 2014, Red Bull (C-65/12) 

1. Background.

Red Bull is the holder in the Benelux countries of a composite mark which was registered on 11 July 1983 for non-alcoholic drinks in Class 32, as shown below:

De Vries is the holder in the Benelux countries of the word mark THE BULLDOG in Class 32 and the following two composite marks (hereinafter similar sign or signs):

                                             

De Vries’ THE BULLDOG marks were filed later than the RED BULL mark. However, De Vries had already been using the sign THE BULLDOG as a trade name for hotel, restaurant and café services (HORECA services) before Red Bull had applied for its mark. The mark THE BULLDOG was later used for energy drinks. 

In legal proceedings in the Dutch Supreme Court, in which Red Bull requested cessation of the production and marketing of those energy drinks under the sign THE BULLDOG, the court expressed doubts concerning the interpretation of the concept of due cause laid down in Article 5(2) of Directive 89/104 on trademarks, and so it decided to refer a question to the CJ for a preliminary ruling.  

Specifically, it asked the CJ whether use by a third party of a sign (THE BULLDOG) which bears a resemblance to a reputed mark (RED BULL KRATING-DAENG) for an identical product (energy drinks) could fall within the scope of due cause if it has been proven that the similar sign had been used before the reputed mark was filed.         

2. Findings

The Court indicated that in order to determine whether that prior use may constitute due cause and justify the fact that the third party is taking advantage of the mark’s reputation, there are two factors which must be taken into account:      

a) Determination as to how the previously used sign has been accepted by, and what its reputation is with, the relevant public; and 

b) The intention of the holder of the similar sign. 

In that regard, account must be taken of the following: the degree of similarity between the goods and services for which the similar sign has been used and the product for which the mark was registered; when THE BULLDOG sign was first used for a product identical to that for which the reputed mark was registered; and when that mark acquired its reputation. 

In this matter, it was understood that De Vries’ use of the sign THE BULLDOG for energy drinks did not imply that he was taking advantage of the reputation of Red Bull’s mark; but rather, he was merely extending the range of goods and services that he had been offering previously. 

3. Remarks.

In this judgment, the CJ has ruled that the holder of a reputed mark may be obliged, by virtue of the concept of due cause within the meaning of Article 5(2) of Directive 89/104, to tolerate use by a third party of a similar sign for a product that is identical to the one identified by the reputed mark, provided that the third-party sign had been used before the reputed mark was filed and that it had been used in good faith.  

In its assessment of those circumstances, the national court will have to take account of: the degree of public acceptance and reputation of the sign similar to the reputed mark; the degree of similarity between the goods covered by the reputed mark and the goods and services for which the similar sign was originally used; and the economic and commercial significance of the use made of the similar sign.  

The CJ’s findings are particularly significant, since the holder of a reputed trademark may be obliged to tolerate the use by a third party of a sign similar to its own for identical goods or services, obviously provided that there has been no bad faith and that the pertinent conditions have been satisfied. 

Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

COMENTARIOS JURISPRUDENCIALES

ebook gratuito

CASE STUDY & MASTER CLASS

ENTREVISTAS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: Lexnet

    El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero será nulo cuando la información que se facilite al interesado no le permita conocer la finalidad a que se destinarán los datos cuya comunicación se autoriza, o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Auren diseña la red de la DreamHack Valencia 2018

El evento está considerado uno de los mayores encuentros de entretenimiento digital del mundo. La firma española de servicios profesionales ha instalado una tecnología puntera que permitirá un rendimiento óptimo en la experiencia de juego 

La consultora Open-Ideas entra en la junta directiva de AUTELSI

La Asociación de Usuarios de Telecomunicación y Sociedad de la Información (AUTELSI), ha elegido el pasado 28 de junio a su nueva Junta directiva.

La falta de cultura corporativa y la sobrecarga administrativa son los principales obstáculos a la implantación de programas de buen gobierno.

La solución pasa por la implementación de herramientas tecnológicas que aporten una visión global de la actividad de la compañía y ahorren hasta 20 horas de tiempo de gestión en reuniones directivas.

Flash Eurobarometer 468. The end of roaming charges one year later (Comisión Europea)

El informe señala que el 15 de junio de 2017 desaparecieron en la Unión Europea (UE) las tarifas de roaming que se aplicaban a los servicios móviles de voz, envío de mensajes de texto e Internet móvil en países de la Unión distintos al propio.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17