Conócenos

PRÁCTICAS COMERCIALES

Requisitos para calificar una práctica comercial como engañosa

Por Jesús Gómez Montero

  • Imprimir

1. Hechos

TEAM 4 es una agencia de viajes que organiza cursos de esquí y vacaciones de invierno en Innsbruck (Austria) para grupos escolares del Reino Unido. TEAM 4 había celebrado contratos con grupos hoteleros austríacos sobre cupos de camas con la particularidad de que los hoteles comprometidos lo eran con carácter exclusivo para TEAM 4, tal y como se reflejaba en el contrato suscrito entre ellos. Sin embargo, los hoteles incumplieron su obligación contractual y también facilitaron pre-reservas de cama a otra entidad (CHS). 

Ante esta situación y desconociendo la misma, TEAM 4 difundió unos folletos donde se señalaba el carácter exclusivo de los hoteles anunciados. CHS consideró que tal afirmación era engañosa, a lo cual replicó TEAM 4 que –a la hora de hacer los anuncios- había actuado con la ‘diligencia profesional debida’ y que, además, en el momento de enviar los folletos desconocía los contratos celebrados entre los hoteles y CHS. 

CHS demandó a TEAM 4 por entender que había incurrido en prácticas comerciales engañosas. Sin embargo, los Tribunales austríacos rechazaron la demanda, por entender que TEAM 4 había actuado con la ‘diligencia profesional debida’ pues se había garantizado las pre-reservas a través de los correspondientes contratos de exclusividad y podía, legítimamente, esperar que las otras partes (los hoteles) cumpliesen sus obligaciones. 

El Tribunal Supremo austríaco planteó la siguiente cuestión al TJ: La Directiva 2005/29 sobre prácticas comerciales exige para considerar una práctica comercial desleal que sea contraria a la diligencia profesional y distorsione o pueda distorsionar de manera sustancial el comportamiento económico del consumidor [Art. 5.2 a)]. Por su parte, la misma Directiva establece que una práctica comercial será engañosa cuando contenga información falsa o que no sea verdadera, y haga tomar al consumidor una decisión sobre una transacción que de otro modo no hubiera tomado (Art. 6.1) 

Ante esta situación el Tribunal preguntó si para considerar una práctica comercial engañosa sólo resulta necesario que concurran los requisitos del Art. 6.1 de la Directiva o también es imprescindible que se demuestre la falta de diligencia profesional del empresario que realiza tal práctica, que es un requisito exigido por el Art. 5.2 a).

2. Pronunciamientos

Cuando una práctica comercial cumple todos los criterios enumerados en el Art. 6.1 de la Directiva para ser calificada de práctica engañosa no resultará necesario para prohibirla comprobar que, también, es contraria a los requisitos de la diligencia profesional que establece el Art. 5. 2 a) de la propia Directiva. 

3. Comentario

Para entender el alcance de la sentencia que comentamos, es necesario partir de la consideración de que la Directiva sobre prácticas comerciales desleales tiene por finalidad establecer las normas por las que se regirán las relaciones entre los comerciantes y los consumidores. Y no se puede desconocer que el espíritu de la Directiva y su finalidad es establecer una normativa que preserve correctamente los derechos de los consumidores. En este aspecto, la sentencia es extraordinariamente importante, porque de manera muy clara señala cuál debe ser el criterio de referencia para analizar cuando una práctica comercial o una publicidad debe ser considerada engañosa. Y el Tribunal se decanta, claramente, por entender que las pautas para tal análisis son únicamente las que establece el Art. 6.1 de la Directiva. Esto lleva a una última consideración que, en mi opinión, es de suma importancia; a saber: la referencia para considerar si una práctica comercial o publicidad es engañosa será la apreciación que de la misma realice o tenga el consumidor medio al que va dirigida tal práctica o publicidad. 

De esta tesis también se desprenden (al menos aplicadas al ámbito civil) otras importantes consecuencias como son que, por una parte, poco importará la intencionalidad del anunciante a la hora de realizar tal práctica o elaborar su publicidad; y, por otra parte, tampoco importará si el anunciante ha puesto todo su empeño o la diligencia debida para evitar el engaño. En todo este contexto nos moveremos ante un criterio claro: prevalecerá la interpretación que haga el consumidor. De esta manera, si la información suministrada en un anuncio es falsa, o el consumidor (incluso ante una información verdadera) la interpreta de forma que le induce a error, habrá publicidad o práctica comercial engañosa con independencia de la conducta diligente o no del anunciante o de la intencionalidad que éste haya tenido a la hora de realizar tal práctica comercial o publicitaria. 

(Fuente de la información: ANUARIO ELZABURU 2013, recopilatorio de comentarios de jurisprudencia europea en materia de Derecho de Propiedad Industrial e Intelectual que realiza Elzaburu).  

Documento citado: 

- Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior, EDL 2005/62340


ENGLISH VERSION 

Requirements for classifying a commercial practice as misleading.

Judgment of the Court of Justice of 19 September 2013, Tem4 (C-435/11). 

1.Background

 Team 4 is a travel agency that organizes skiing lessons and snow holidays in Innsbruck (Austria) for groups of school children from the UK. Team 4 had entered into agreements with Austrian hotel groups for bed quotas, whereby the hotels in question had committed to an exclusive arrangement with Team 4, as reflected in the corresponding contracts. However, the hotels breached their contractual obligations by making bed pre-bookings with another company (CHS). 

Unaware of this situation, Team 4 distributed brochures indicating the exclusive character of the advertised hotels. CHS considered the said statement of exclusivity to be misleading, to which Team 4 replied that when drawing up its advertisements it had acted with the ‘professional diligence required’ and that, on the date the brochures were sent out, it was not aware of the contractual arrangements concluded between CHS and the hotels in question. 

CHS filed a complaint against Team 4 on grounds that it had incurred in unfair commercial practices. However, the Austrian courts rejected the complaint, ruling that Team 4 had complied with the ‘requirements of professional diligence’, since it had guaranteed the pre-bookings under the corresponding exclusive agreements and could legitimately be entitled to expect that the other parties (the hotels) would honour their obligations. 

The Austrian Supreme Court referred the following question to the Court of Justice:  in accordance with Unfair Commercial Practices Directive 2005/29, a commercial practice can be regarded as unfair if it is contrary to the requirements of professional diligence and materially distorts or is likely to materially distort the economic behaviour of the average consumer contrary to the requirements of professional diligence [Article 5.2 a)]. In addition, that same Directive states that a practice may be deemed misleading when the information provided is false or untruthful and is likely to cause the consumer to take a transactional decision that he would not have taken otherwise (Article 6.1). 

The Court thus asked whether classifying a commercial practice as misleading only requires fulfilment of the conditions of Article 6.1 of the Directive or whether non-fulfilment of the requirement of professional diligence of the party in question [laid down in Article 5.2 a)] also needs to be demonstrated. 

2. Findings

If a commercial practice satisfies all the criteria specified in Article 6.1 of the Directive for being categorized as a misleading practice, it is not necessary to determine whether such a practice is also contrary to the requirements of professional diligence as referred to in Article 5.2 a) of the Directive in order for it to be prohibited. 

3. Remarks

To understand the scope of this judgment, it is necessary to take into account the purpose of the Directive concerning unfair commercial practices, which is to provide rules to govern relations between traders and consumers, as well as the spirit of the Directive and its goal of setting up rules to properly safeguard consumers' rights. In this regard, the judgment is extraordinarily important, in that it very clearly states the reference criteria for assessing whether a commercial practice or advertisement should be classified as misleading, with the Court clearly opting for the provisions of Article 6.1 of the Directive. This leads to a final consideration I regard as being of crucial importance in my opinion, namely, the reference criterion for regarding a commercial practice or advertisement as unfair is how it is viewed by the average consumer targeted by the practice or advertisement. 

Other consequences ensue from this conclusion (at least in the sphere of civil law), namely, first, the intention of the advertiser in implementing its practice or drawing up its advertising is of little importance, and, second, it also does not matter whether the advertiser has made every effort or acted with the required diligence to avoid the misleading act. In this context, a clear criterion arises: the consumer's interpretation will prevail. Consequently, if the information provided in an advertisement is false, or if the consumer (even where the information is true) interprets it in a way that causes him to be misled, the advertising or commercial practice is to be regarded as unfair, irrespective of whether or not the advertiser acted with due diligence and irrespective of the advertiser's intent in implementing its practice or drawing up its advertising.


Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Procedimientos de seguridad. Control de acceso

    Unos de los procesos a implementar en el despacho jurídico es el del control de acceso a los lugares del despacho donde se almacenan datos personales.

  • Procedimientos de seguridad

    Unos de los procesos a implementar en el despacho jurídico es el de la identificación y autenticación de usuarios en aquellos sistemas de información desde los que se gestionen datos personales.

  • Medidas de seguridad para ficheros no automatizados

    Antes de entrar de lleno a definir procesos de seguridad conviene que se haya planteado adecuadamente los ficheros de datos que deberá registrar y su tipología.

ebook gratuito

ENTREVISTAS

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

REDES SOCIALES & ABOGADOS

  • Internet y Redes Sociales para despachos de abogados: una exigencia necesaria

    ¿Por qué es importante que los despachos de abogados entren en la dinámica de las redes sociales e Internet? ¿Cómo puede afectar a un bufete el estar o no en el mundo digital? ¿Qué es lo que quieren tus futuros clientes de su abogado? El mundo se ha digitalizado y los abogados no pueden quedarse atrás.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

La Comisión Europea lanza una convocatoria para crear un Centro Europeo de Expertos en Tecnologías Blockchain

La Comisión Europea ha abierto una convocatoria de propuestas de 500.000 € para la creación de un Centro Europeo de Expertos sobre las Tecnologías de Blockchain.

feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17