Conócenos

Marcas

Infracción de marca por parte de un tercero titular de un registro de marca española posterior

Por Carlos Morán

Sentencia del Tribunal de Marca Comunitaria de 18 de abril de 2013, caso Converse.

  • Imprimir

1.- Hechos.

La compañía Converse Inc (Converse) es titular de la marca española núm. 1253007 registrada para productos de la clase 25 (zapatos), consistente en el siguiente signo:

Igualmente, es titular de la marca comunitaria núm. 7485725 registrada para productos y servicios de la clase 24, 25 (calzado) y 35, consistente en el siguiente signo:

La demandada Sra. Monserrat, vinculada a las compañías Bonovo Calzados y Eurogloria Calzados, S.L., es titular de la siguiente marca española núm. 2873584 registrada para productos de la clase 25 (vestidos, calzado, sombrerería):

Converse interpuso demanda ante el Juzgado de Marca Comunitaria acumulando las acciones de nulidad de la marca española núm. 2873584, nulidad absoluta por mala fe y nulidad relativa por riesgo de confusión, aprovechamiento indebido y menoscabo de la notoriedad de la marca, la acción de violación de sus marcas anteriores y la acción de comisión de actos de competencia desleal. Todas las acciones fueron estimadas, excepto la de competencia desleal, interponiendo las demandadas recurso de apelación.

2.- Pronunciamientos.

El Tribunal revoca el pronunciamiento estimatorio de la acción de nulidad absoluta por mala fe entendiendo que no se demostró su existencia. Considera que la mera semejanza entre los signos no es constitutiva de mala fe, incluso si la marca anterior es notoria, siendo necesario evaluar la intención del solicitante en el momento de solicitar el registro partiendo de datos fácticos.

Por otro lado, el Tribunal confirma la estimación de la acción de nulidad relativa señalando que existe riesgo de confusión entre las marcas comparadas, toda vez que presentan una idéntica distribución del conjunto de elementos y del diseño de los signos, así como una identidad aplicativa. Además, este riesgo se incrementa por el elevado carácter distintivo de las marcas anteriores y por incorporarse productos de consumo corriente destinados a consumidores sin un grado especial de atención.

A continuación, el Tribunal confirma la existencia de un aprovechamiento indebido de la notoriedad así como un riesgo de degradación de las marcas anteriores, siendo que si no cesa el uso de la marca posterior el carácter distintivo de las anteriores se diluirá debido al riesgo de que la imagen que proyectan los productos de las demandantes se transfiera a los de las actoras, constituyendo un riesgo de degradación por tratarse de productos de inferior calidad y precio.

En relación a la acción de infracción de las marcas de la actora, el Tribunal aplica el criterio establecido en la sentencia del TJ de 21 de febrero de 2013, Fédération Cynologique Internationale, (C-561/11), conforme al cual el derecho exclusivo del titular de una marca comunitaria de prohibir a cualquier tercero el uso en el tráfico económico de signos idénticos o similares a su marca se extiende al tercero titular de una marca comunitaria posterior, sin necesidad de una declaración previa de nulidad de esta última. Se extrapola este criterio al caso presente, en el que el tercero es titular de una marca nacional posterior, y se confirma la infracción.

Por último, confirma la estimación de la acción de indemnización de daños y perjuicios, subrayando los efectos ex tunc de la declaración de nulidad de la marca posterior.

3.- Comentario.

El primer aspecto de interés de esta sentencia se refiere a la valoración de la mala fe en la solicitud de una marca como causa de nulidad. El TMC aplica el criterio establecido por el TJ en la sentencia de 11 de junio de 2009, Lindt, (C-529/07), conforme a la cual no es suficiente para apreciar la mala fe el hecho de que el solicitante de la marca conozca la existencia de una marca anterior confundible, sino que es necesario que haya una intencionalidad fraudulenta en la solicitud.

De este modo, el TMC concluye que la mala fe se ha de deducir de situaciones de hechos anteriores al momento de la solicitud. En concreto, menciona la existencia de algún tipo de contacto o relaciones previas del titular del signo con el solicitante de la marca posterior. Este es el criterio tradicionalmente mantenido por la jurisprudencia española.

En segundo lugar es reseñable también la toma de postura del TMC a favor de extender la doctrina establecida por el TJ en su sentencia de 21 de febrero de 2013, Fédération Cynologique Internationale, (C-561/11), no sólo al conflicto entre dos marcas comunitarias, sino también entre una marca comunitaria prioritaria y un registro de marca nacional posterior. Esa postura, no obstante, se contrapone a la del Tribunal Supremo español, que exige para que la acción de infracción de la marca prioritaria pueda prosperar el ejercicio previo o simultáneo de la acción de nulidad de la marca posterior del infractor.

(Fuente de la información: ANUARIO ELZABURU 2013, recopilatorio de comentarios de jurisprudencia europea en materia de Derecho de Propiedad Industrial e Intelectual que realiza Elzaburu). 

Documentos citados:

- Sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante, sección 8ª (Tribunal de Marca Comunitaria), de 18 abril 2013, EDJ 2013/97896 (ver fichero adjunto).

- Sentencia del Tribunal de Justicia (UE), de 21 febrero 2013, EDJ 2013/9159 (ver fichero adjunto).

- Sentencia del Tribunal de Justicia (UE), de 11 junio 2009, EDJ 2009/101083 (ver fichero adjunto).

ENGLISH VERSION

Trademark infringement by a third-party owner of a later Spanish trademark registration.

Judgment of the Spanish Community Trademark Court of 18 April 2013, Converse.


1.- Background.

The company Converse Inc. (Converse) owns Spanish trademark no. 1253007, for goods in class 25 (footwear), consisting of the following sign:

It also owns Community trademark no. 7485725, for goods and services in classes 24, 25 (footwear), and 35, consisting of the following sign:

The defendant, Ms. Monserrat, linked to the companies Bonovo Calzados and Eurogloria Calzados, S.L., owns Spanish trademark no. 2873584, for goods in class 25 (clothing, headgear, footwear), as shown below:

Converse lodged a complaint with the Community Trade Mark Court joining petitions for invalidity of Spanish trademark no. 2873584 on absolute grounds of bad faith and on relative grounds of likelihood of confusion as well as actions based on the unfair advantage taken of the reputation of the mark and detriment to that reputation, infringement of the earlier marks, and acts of unfair competition. All the actions were accepted except for the one that relied on unfair competition, and the defendant appealed.

2.- Findings.

The Court vacated the declaration of invalidity on absolute grounds of bad faith, concluding that the existence of bad faith had not been proven. The Court ruled that mere similarity between the marks does not amount to bad faith, even if the earlier mark is reputed, and that it is necessary to assess the applicant's intention at the time of filing on the basis of facts.

The Court upheld the declaration of invalidity on relative grounds, indicating that there was a likelihood of confusion between the marks in dispute, in that the arrangement of elements in the signs and the designs thereof were identical, as were the goods respectively covered. The likelihood of confusion was all the greater in view of the distinctive character of the earlier marks and the fact that the goods covered were mass-market products intended for consumers without demanding any special level of attention.

The Court confirmed that unfair advantage had been taken of the reputation of the earlier marks, which also risked being tarnished. In this regard it stated that if use of the later mark were allowed to continue, the distinctive character of the earlier marks would be diluted due to the risk that the image projected by the defendant's goods would be transferred to those of the plaintiffs, giving rise to a risk of detriment because the goods were lesser in quality and lower in price.

Turning to the infringement action, the Court applied the Court of Justice's judgment of 21 February 2013, Fédération Cynologique Internationale, C-561/11, pursuant to which the exclusive right of the owner of a Community trademark to prohibit any third party from using signs identical or similar to the owner's mark in trade is extended to third-party proprietors of subsequent Community trademarks, without need of a prior declaration of invalidity of the latter. This reasoning was followed to in case at hand, in which the third party is the owner of a later national mark, and the declaration of infringement was upheld.

Finally, the Court upheld the damages claime3d, underlining the ex tunc effects of the declaration of invalidity of the later mark.

3.- Remarks.

The first interesting aspect of this judgment is the assessment of bad faith in filing the trademark application as grounds for invalidity. The Community Trade Mark Court applied the criteria laid down by the Court of Justice in its ruling of 11 June 2009, Lindt, C-529/07, according to which the fact that the trademark applicant knows of the existence of an earlier confusable trademark is not sufficient to determine that bad faith is present, but that fraudulent intent on the part of the applicant is required.

Thus, the Community Trade Mark Court concluded that bad faith needs to be inferred from de facto situations predating filing of the application. The Court referred specifically to the existence of some type of contact or relationship between the owner of the sign and the applicant of the later mark. This is the criterion that has traditionally been followed in Spanish case law.

Also noteworthy is the Community Trade Mark Court's position in relation to the doctrine established by the Court of Justice in its judgment of 21 February 2013, Fédération Cynologique Internationale, C-561/11, which it extended not only to a dispute between two Community trademarks but here also to a conflict between a prior Community trademark and a subsequent national trademark registration. However, this position is contrary to that taken by the Spanish Supreme Court, which holds that the success of infringement proceedings against the owner of a later mark requires a prior or simultaneous action to invalidate that mark.




Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Procedimientos de seguridad. Control de acceso

    Unos de los procesos a implementar en el despacho jurídico es el del control de acceso a los lugares del despacho donde se almacenan datos personales.

  • Procedimientos de seguridad

    Unos de los procesos a implementar en el despacho jurídico es el de la identificación y autenticación de usuarios en aquellos sistemas de información desde los que se gestionen datos personales.

  • Medidas de seguridad para ficheros no automatizados

    Antes de entrar de lleno a definir procesos de seguridad conviene que se haya planteado adecuadamente los ficheros de datos que deberá registrar y su tipología.

ebook gratuito

ENTREVISTAS

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

REDES SOCIALES & ABOGADOS

  • Internet y Redes Sociales para despachos de abogados: una exigencia necesaria

    ¿Por qué es importante que los despachos de abogados entren en la dinámica de las redes sociales e Internet? ¿Cómo puede afectar a un bufete el estar o no en el mundo digital? ¿Qué es lo que quieren tus futuros clientes de su abogado? El mundo se ha digitalizado y los abogados no pueden quedarse atrás.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1
feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17