Conócenos

DISEÑOS

Falta de legitimación activa de una empresa filial de la titular de un diseño registrado

Por Carlos Morán

  • Imprimir

1. Hechos.

La compañía alemana Hansgrohe AG, titular de un registro internacional de modelo industrial sobre un modelo de grifería, demandó a la compañía Grifería Tres, S.A. por infracción de ese registro en relación con la comercialización de un modelo de grifo denominado Alp-Tres. En la demanda intervino como codemandante la compañía Hansgrohe S.A., filial en España de la primera.



                                     


La Audiencia Provincial de Barcelona, en sede de apelación, rechazó la legitimación activa de Hansgrohe, S.A. y desestimó la demanda en cuanto al fondo al considerar que los diseños enfrentados generaban una impresión de conjunto distinta en el usuario informado. Los actores interpusieron recurso de casación contra esta decisión. 

2. Pronunciamientos.

El Tribunal Supremo confirma en primer lugar la falta de legitimación activa de la compañía Hansgrohe, S.A., rechazando los argumentos de las recurrentes en el sentido de que la vinculación de esta compañía con su matriz alemana Hansgrohe AG, titular del diseño registrado, superaría en intensidad la derivada de una relación de licencia o de distribución, convirtiéndola en una "titular indirecta" del modelo industrial. El Tribunal Supremo considera, por contra, que esa relación societaria no constituye un negocio de licencia ni otorga por tanto los derechos reconocidos por la ley al licenciatario o al cotitular del registro. 

Respecto a la segunda cuestión sometida a casación, el TS sostiene que la Audiencia Provincial había realizado correctamente el juicio comparativo entre el producto de la demandada y el modelo industrial de la actora. En este punto, el TS avala el criterio de la sentencia recurrida, según el cual los elementos del diseño industrial registrado que presentan menor singularidad tienen escasa relevancia a la hora de considerar que otros diseños industriales que reproducen tales elementos puedan causar la misma impresión general en el usuario informado. El TS afirma además que el usuario informado conoce las formas usuales y las tendencias de la moda en el sector industrial de que se trata y les prestará menos atención que a los elementos o rasgos más singulares del diseño, siendo estos últimos los que determinan en el usuario informado la impresión general diferente. 

Finalmente, el TS se pronuncia sobre la controvertida cuestión de si debe considerarse que las tendencias de la moda limitan el grado de libertad del creador del diseño a los efectos de la comparación de diseños. La sentencia responde negativamente a esta cuestión y aclara que si tales tendencias eran preexistentes a la solicitud de registro del diseño y fueron seguidas en el mismo, ello supondría una merma en su singularidad. Si, por el contrario, esas tendencias son posteriores al registro, de modo que el diseño se anticipó a las tendencias de la moda o incluso fue determinante en su evolución, esa mayor singularidad no debe resultar diluida permitiendo a los competidores comercializar productos con un diseño similar, con la excusa de que la libertad del autor del diseño posterior se encuentra limitada por las exigencias de la moda. 

3. Comentario.

La controversia resuelta por el TS en esta sentencia respecto a la legitimación activa de empresas filiales de las titulares de diseños registrados es de gran interés y sus conclusiones son aplicables al resto de figuras de la propiedad industrial. La sentencia no entra, sin embargo, en la polémica cuestión de si en caso de existir licencia la misma tendría que estar inscrita en el Registro para que el licenciatario ostente legitimación activa para el ejercicio de las acciones de infracción, puesto que en el caso enjuiciado no se había acreditado la existencia de ningún tipo de licencia a favor de la compañía filial. 

En cuanto al juicio comparativo del diseño industrial el TS reitera el criterio establecido en su anterior sentencia de 30 de abril de 2014, en la que analizó la correlación existente entre el grado de singularidad del diseño protegido y el grado de diferenciación exigible a los diseños de los competidores, de la que se derivaría la menor relevancia en la comparación de los elementos del diseño registrado menos singulares. El TS adopta además una posición clara en contra de la consideración de las tendencias del mercado como limitativas del grado de libertad de los creadores de diseños, en línea con la interpretación seguida por el Tribunal General en sus sentencias de 22 de junio de 2010 y 13 de noviembre de 2012. 

(Fuente de la información: ANUARIO ELZABURU 2014, recopilatorio de comentarios de jurisprudencia europea en materia de Derecho de Propiedad Industrial e Intelectual que realiza Elzaburu).  


ENGLISH VERSION   

A registered design holder’s subsidiary lacks standing to sue. Judgment of the Spanish Supreme Court of 25 June 2014, Hansgrohe. 

1. Background.

The German company Hansgrohe AG, which holds an international industrial design registration for a tap fitting, sued Grifería Tres S.A. for infringement of that registration by marketing a tap design known as Alp-Tres. The plaintiff’s Spanish subsidiary, Hansgrohe S.A., intervened in the proceedings as co-plaintiff. 


 

 

                                     


Barcelona Court of Appeal ruled that Hansgrohe, S.A. lacked standing to sue and dismissed the complaint on the merits on the grounds that the designs in question produced a different overall impression on the informed user. The plaintiffs appealed that decision on a point of law.  

2. Findings.

The Supreme Court first of all confirmed Hansgrohe S.A.’s lack of standing to sue, rejecting the appellants’ arguments that the subsidiary’s link to the German parent company Hansgrohe AG, the holder of the registered design, was stronger than the link deriving from a licensing or distribution agreement, making it an “indirect holder” of the industrial design. By contrast, the Supreme Court held that such a corporate relationship did not constitute a licensing agreement, and so it did not confer the rights provided by law on a licensee or co-holder of the registration. 

As regards the second question submitted to review on a point of law, the Supreme Court held that the Appeal Court had conducted a correct comparison of the defendant’s product and the plaintiff’s industrial design. In that regard, the Supreme Court supported the criteria laid down in the appealed judgment, according to which the components of the registered industrial design which exhibit less individual character have little relevance when assessing whether other industrial designs featuring those components might produce the same overall impression on the informed user. The Supreme Court also affirmed that the informed user is aware of the usual styles and fashion trends in the sector of trade involved, and will pay less attention to them than to more unique components or features of the design, with the latter being what will ultimately determine a different overall impression on the informed user. 

Lastly, the Supreme Court ruled on the controversial issue of whether fashion trends should be held to restrict the designer’s degree of freedom for the purpose of comparing designs. The judgment states that they should not, and clarifies that if such trends had existed when the design application was filed, and they were followed in same, then that would detract from the design’s individual character. If, however, those trends post-dated the registration, so that the design preceded the fashion trends or was even a determining factor in their evolution, that greater individual character should not be diluted by allowing competitors to market products with a similar design using the excuse that the freedom of the creator of the later design was limited by the demands of fashion. 

3. Remarks.

The dispute settled by the Supreme Court in this judgment regarding the standing to sue of subsidiaries of registered design holders is extremely interesting, and its conclusions apply to other types of intellectual property. However, the judgment does not go into the controversial issue of whether any licence that were held would have to be recorded at the Registry in order for the licensee to have standing to bring infringement actions, since in this case no evidence had been submitted as to whether a licence had been granted to the subsidiary company.            

As regards the comparative assessment of the industrial design, the Supreme Court reiterated the criteria that had been followed in its judgment of 30 April 2014, in which it analysed the correlation between the degree of individual character of the protected design and the degree of differentiation required of competitors’ designs, in respect of which the less unique components of the registered design are less relevant. The Supreme Court has also taken a decisive stance against considering market trends to limit the designer’s degree of freedom, in line with the interpretation given by the General Court in its judgments of 22 June 2010 and 13 November 2012.


Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

ebook gratuito

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: absorción o adquisición del despacho por otra entidad

    Tanto el despacho como persona jurídica, como los integrantes del mismo, los terceros a los que se ceden esos datos, y aquellos que prestan servicios al despacho y tienen acceso a datos de carácter personal, están obligados al secreto y al deber de guardar esos datos, 

  • Caso práctico: Lexnet

    El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero será nulo cuando la información que se facilite al interesado no le permita conocer la finalidad a que se destinarán los datos cuya comunicación se autoriza, o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.

  • Caso práctico: almacenamiento de información

    Como decimoctava entrega de la serie de artículos sobre protección de datos personales en los bufetes de abogados, hoy les mostraré un caso práctico sobre almacenamiento de información personal y las ventajas del despacho digital.

ENTREVISTAS

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17