Conócenos

PROPIEDAD INTELECTUAL

Competencia judicial internacional en materia de infracciones de derechos de autor cometidas a través de Internet

Por Patricia Mariscal

Sentencia del Tribunal de Justicia de 3 de octubre de 2013, caso Pinckney (C-170/12) 

  • Imprimir

1.- Hechos. 

En el presente litigio, el demandante –Sr. Pinckney-, residente en Toulouse, afirmaba ser el autor de una serie de obras musicales que habrían sido reproducidas sin su autorización por una empresa austriaca –Mediatech-, y que posteriormente habían sido comercializadas por dos empresas domiciliadas en Reino Unido poniéndolas a disposición del público en Internet. El resultado fue que las obras en cuestión se encontraban en distintos sitios de Internet accesibles desde el domicilio del demandante en Francia. El Sr. Pinckney presentó demanda contra Mediatech ante el Tribunal de Grande Instance de París solicitando le fuera indemnizado el perjuicio sufrido por la violación de sus derechos. Mediatech, por su parte, alegó incompetencia de los órganos jurisdiccionales franceses. Este tribunal desestimó la excepción de incompetencia y la entidad austriaca recurrió ante la Corte de Apelación de Toulouse, que declaró que el Tribunal de Grande Instance no era competente para conocer del asunto al estimar que el domicilio de la demandada estaba en Austria y que el lugar de producción del daño no podía situarse en Francia. El Sr. Pinckney recurrió ante la Corte de Casación francesa, que decidió suspender el procedimiento y plantear ante el TJ una serie de cuestiones prejudiciales en torno a la interpretación del artículo 5, punto 3, del Reglamento 44/2001 sobre competencia judicial, reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil (Reglamento “Bruselas I”). 

2.- Pronunciamientos. 

Según el tenor literal del citado precepto: “Las personas domiciliadas en un Estado miembro podrán ser demandadas en otro Estado miembro: [...] en materia delictual o cuasidelictual, ante el tribunal del lugar donde se hubiere producido o pudiere producirse el hecho dañoso”. 

Lo que se plantea fundamentalmente en este asunto es si un tribunal en cuyo territorio es posible acceder a través de Internet al contenido de una obra para cuya difusión el autor no ha dado su consentimiento, y que es distinto de aquel donde tiene lugar la comisión de la infracción, es competente para conocer de una reclamación que pretende la reparación del daño causado o si es preciso que los contenidos estén destinados específicamente al público situado en ese Estado miembro. 

El TJ responde afirmativamente a la cuestión prejudicial planteada, bajo el argumento fundamental de que el riesgo de materialización en un concreto Estado miembro de un daño derivado de la infracción de derechos de autor depende exclusivamente de que (i) los derechos cuya infracción invoca el demandante estén protegidos en el territorio de ese Estado miembro y (ii) sea posible acceder desde ese Estado miembro, a través de Internet, a la obra en cuestión. No obstante, -afirma el Tribunal-, el órgano judicial que se declare competente en virtud de este criterio únicamente podrá conocer del daño causado en el territorio del Estado miembro al que pertenezca, lo cual resulta congruente con el principio de territorialidad que rige en materia de protección de derechos de propiedad intelectual. 

3.- Comentario. 

Como ya estableciera el TJ en su sentencia de 7 de marzo de 1995 (asunto Shevill, C-68/93), la expresión “lugar donde se hubiere producido u pudiere producirse el daño” se refiere tanto al lugar de causación del daño como al lugar en que ese daño se materializa o despliega sus efectos. En las infracciones cometidas a través de Internet, esta dicotomía cobra, por razones evidentes, especial relevancia. Con la presente sentencia, que sigue la línea establecida en las anteriores de 25 de octubre de 2011 (eDate Advertising, C-509/09) y 19 de abril de 2012 (Wintersteiger, C-523/10), el TJ viene a facilitar a los titulares de derechos la persecución de la violación de sus derechos en las infracciones que tienen lugar por la puesta a disposición del público en Internet de sus obras y prestaciones. 

(Fuente de la información: ANUARIO ELZABURU 2013, recopilatorio de comentarios de jurisprudencia europea en materia de Derecho de Propiedad Industrial e Intelectual que realiza Elzaburu).

 Documentos citados: 

- Sentencia del Tribunal de Justicia (UE), de 3 octubre 2013, EDJ 2013/184550 (ver fichero adjunto). 

- Reglamento 44/2001 sobre competencia judicial, reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil, EDL 2000/90488 (ver fichero adjunto).

- Sentencia del Tribunal de Justicia (UE), de 7 marzo 1995, EDJ 1995/11914 (ver fichero adjunto). 

- Sentencia del Tribunal de Justicia (UE), de 25 octubre 2011, EDJ 2011/236158 (ver fichero adjunto). 

- Sentencia del Tribunal de Justicia (UE), de 19 abril 2012, EDJ 2012/66198 (ver fichero adjunto).

 

ENGLISH VERSION 

International legal jurisdiction in matters of copyright infringement on the Internet. 

Judgment of the Court of Justice of 3 October 2013, Pinckney (C-170/12).

1.- Background. 

In this conflict, the plaintiff – Mr. P. Pinckney –, a resident of Toulouse, claimed to be the author of a series of musical works that had been reproduced without his consent by an Austrian company – Mediatech – and subsequently marketed by two UK companies over the Internet, such that the works in question were available to the public on various Internet sites accessible from the plaintiff's home in France. Mr. Pinckney filed a complaint against Mediatech with the Tribunal de Grande Instance de Toulouse (the Toulouse Regional Court) seeking compensation for damage caused by infringement of his rights. Mediatech, meanwhile, challenged the jurisdiction of the French courts. The court dismissed the plea of lack of jurisdiction and the Austrian company appealed to the Cour d'appel de Toulouse (the Toulouse Court of Appeal), which subsequently found that the Tribunal de Grande Instance de Toulouse lacked jurisdiction on grounds that the defendant is domiciled in Austria and the place where the damage occurred could not be situated in France. Mr. Pinckney appealed to the French Court of cassation, which decided to stay the proceedings and refer a series of questions to the Court of Justice regarding the interpretation of Article 5.3 of Council Regulation No. 44/2001 on jurisdiction and the recognition and enforcement of judgments in civil and commercial matters (“Brussels I” Regulation).

 2.- Findings. 

The said provision expressly states that: “Persons domiciled in a Member State may be sued in the courts of another Member State: [...] in matters relating to tort, delict or quasi-delict, in the courts for the place where the harmful event occurred or may occur”.

The basic question raised in this case is whether a court in whose territory the content of a work whose distribution has not been authorized by the author may be accessed online, the said territory being different from the territory where the infringement has taken place, has jurisdiction to hear a complaint seeking damages or whether the content has to be specifically directed at the public located in that Member State.

The Court of Justice replied to the pretrial question referred in the affirmative, the main argument being that the likelihood of damage deriving from copyright infringement materializing in a specific Member State depends solely on whether (i) the rights which the plaintiff claims to have been infringed are protected in the territory of the Member State and (ii) whether it is possible to access the work in question from that Member State through an Internet site. However, the Court also held that the court seized only has jurisdiction to adjudicate with respect to the harm caused in the territory of the Member State to which it belongs, which is consistent with the principle of territoriality that applies in matters pertaining to the protection of intellectual property rights.

 3.- Remarks. 

As the Court of Justice previously held in its judgment of 7 March 1995 (Shevill case), the expression “place where the harmful event occurred or may occur” refers both to the place where the harm was caused and to the place where the harmful event occurred. For obvious reasons, this dichotomy takes on particular relevance when it comes to infringements that occur online. With this judgment, which continues the reasoning previously set out in its decisions of 25 October 2011 (eDate advertising) and 19 April 2012 (Wintersteiger), the Court of Justice affords rightholders the possibility of bringing claims for damages against infringements resulting from making their works and other subject matter available to the public on the Internet. 


Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

ebook gratuito

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: absorción o adquisición del despacho por otra entidad

    Tanto el despacho como persona jurídica, como los integrantes del mismo, los terceros a los que se ceden esos datos, y aquellos que prestan servicios al despacho y tienen acceso a datos de carácter personal, están obligados al secreto y al deber de guardar esos datos, 

  • Caso práctico: Lexnet

    El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero será nulo cuando la información que se facilite al interesado no le permita conocer la finalidad a que se destinarán los datos cuya comunicación se autoriza, o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.

  • Caso práctico: almacenamiento de información

    Como decimoctava entrega de la serie de artículos sobre protección de datos personales en los bufetes de abogados, hoy les mostraré un caso práctico sobre almacenamiento de información personal y las ventajas del despacho digital.

ENTREVISTAS

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17