Conócenos

Arte vs. plagio

Por Luis Ramírez

  • Imprimir

Luis Ramírez, ICN Legal

Dos imágenes.

En una aparece el actor Jack Nicholson vestido con abrigo oscuro y sombrero stetson. Fuma un cigarrillo y mira con desasosiego hacia la izquierda mientras se dirige a su coche, un sedán de los años 50 que ha dejado detenido con la puerta del conductor abierta en un recodo de la carretera. Es de noche y las luces traseras del vehículo están encendidas alumbrando apenas la curva y el barranco. Al fondo, un cielo crepuscular sobre la ciudad de Los Ángeles.

En la otra imagen también aparece el mismo actor ataviado de la misma manera. También fuma mirando con desasosiego hacia la izquierda y se dirige a un sedán de los años 50 que se halla detenido en un recodo de la carretera. Este vehículo también tiene las luces traseras encendidas y la puerta del conductor abierta. Al fondo el mismo cielo crepuscular sobre la misma ciudad: Los Ángeles.

La que es cronológicamente la primera imagen (2007) se trata de una fotografía muy conocida tomada por Annie Leibovitz al actor Jack Nicholson en la famosa carretera de Mulholland Drive de Los Ángeles. Lleva por título ‘Scene 15. The big reveal. Ext. Somewhere in L.A.’. Forma parte de un portafolio publicado por la revista Vanity Fair que, bajo el nombre ‘Killers kill, dead men die’, recrea la atmósfera del cine negro a través de una serie de fotografías que recogen los lugares comunes de este género cinematográfico. La segunda imagen no es una fotografía sino un óleo del pintor Diego Píriz del año 2011 que toma como base la fotografía de Leivobitz para recrearla de forma casi idéntica. También forma parte de una serie que se expuso en el Centro cultural L’alliance française de Montevideo bajo el nombre de ‘Film noir’.

La pregunta surge de forma inevitable: ¿Arte o plagio?

La Real Academia Española define el plagio como ‘copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias’, plagiar, por tanto, es la ‘acción y efecto de plagiar/copiar obras ajenas’. Nuestra recién modificada Ley de Propiedad Intelectual no define lo que es el plagio como tampoco lo define el Código penal a pesar de que castiga a quien lo cometa con penas de hasta dos años de prisión. 

En ausencia de una definición legal podemos acudir a la jurisprudencia. Desde el punto de vista penal el Tribunal Supremo considera el plagio como una copia de la obra original, ya sea de manera servil o induciendo a error sobre la autenticidad, de modo total o parcial, con una doble proyección patrimonial: frente al autor y frente al público (STS 9 de junio de 1990). El tipo penal exige, además, que se produzca una explotación ilícita de la obra de otro, por lo que la conducta penal de plagio requiere necesariamente de una acción complementaria de distribución, reproducción o comunicación pública.

En el ámbito civil el plagio es la copia sustancial, como actividad material mecanizada y poco intelectual y menos creativa, carente de toda originalidad (sentencias de 28 de enero de 1995, 17 de octubre de 1997 y 23 de marzo de 1999).

Si el lector, tras leer el concepto de plagio que desgrana la jurisprudencia citada, se ha tomado la molestia de efectuar una búsqueda rápida en internet y ha tenido oportunidad de visualizar las imágenes descritas al principio de este artículo puede llegar a la conclusión de que nos encontramos ante un ejemplo de plagio. Sin embargo, déjenme cuestionar esa conclusión.

Mis argumentos son, por un lado, artísticos y, por otro jurídicos. Empecemos por los primeros. Aunque las etiquetas siempre son discutibles (sobre todo en el arte contemporáneo), la obra de Píriz que hemos descrito emplea el procedimiento de la apropiación como forma de expresión. El apropiacionismo es un movimiento artístico posmoderno que consiste precisamente en eso: en apropiarse de elementos u obras preexistentes para la creación de una nueva obra. El filósofo francés Lyotard describió el posmodernismo como ‘la falta de confianza en los grandes relatos’. Por gran relato debemos entender las grandes ideas como el capitalismo o el comunismo. Los posmodernos consideran que toda gran idea está abocada al fracaso y por eso utilizan la parodia, la suplantación o la apropiación ya que son formas de cuestionar esas grandes ideas. ¿Y cuál es la gran idea, el más sagrado principio del arte en la era moderna? La originalidad.

Basta leer, y aquí comienza el argumento jurídico, el art. 10 de la Ley de Propiedad Intelectual que define la obra como una creación original. Nuestra legislación no contempla, pues, una vía para conciliar esta forma de expresión artística con el respeto a las obras originales más allá de calificarlas como obras derivadas (art. 11 LPI) lo que resulta excesivamente forzado en ocasiones. Me explicaré con un ejemplo. Marcel Duchamp se sirvió en 1919 de una tarjeta postal barata que reproducía ‘La Gioconda’ de Da Vinci para crear una nueva obra (un ‘ready made’) llamada ‘L.H.O.O.Q.’ (Homófono en francés de la frase ‘Elle a chaud au cul’, literalmente ‘Ella tiene el culo caliente’). ¿En qué consistió la aportación de Duchamp? En dibujar un bigote y una perilla quevedescos a la dama renacentista. Con ese solo gesto (que no le llevaría más de dos segundos) creó una obra derivada casi tan famosa como la original. Pero no siempre la aportación de un apropiacionista es tan evidente precisamente porqué el objetivo puede ser dinamitar la idea de la originalidad.

Por supuesto que la jurisprudencia ha abierto un camino (el ‘fair use’ anglosajón o el más nuestro ‘ius usus inocui’ son ejemplos de doctrinas que pueden acoger este tipo de obras en la legalidad) pero lo cierto es que las prácticas apropiacionistas han tropezado y siguen tropezando con una legislación que defiende la creación artística a pesar del arte mismo. Dario Piriz puede unirse a la larga lista de creadores que han tenido problemas con la justicia: Andy Warhol, Robert Rauschenberg, Cindy Sherman, David Salle o Jeff Koons (autor del ‘Puppy’ de Bilbao). En 1989 Koons fue acusado de quebrantar los derechos de ‘copyright’ de la casa Rogers cuando se apropió de la imagen de una de sus postales de felicitación para crear la escultura ‘Puppies’ (1988). La decisión del juez trazaba una clara línea entre crítica y apropiación y consideraba que ambos términos son mutuamente excluyentes. En otras palabras, la escultura de Koons no criticaba o hacía comentario crítico alguno sobre la fotografía de Rogers, simplemente se apropiaba de ella. Esta decisión judicial rechazaba la idea de que la apropiación podía, en sí misma, funcionar como una legítima forma de crítica. 

Si el lector ha tenido la paciencia de seguirme hasta aquí quizá haya reconsiderado el calificar como plagio la obra de Piriz. Si no, por lo menos espero haberle hecho reflexionar sobre dicha calificación. Sea como sea, lo cierto es que cada vez es más urgente para los creadores el buscar asistencia jurídica no solo para proteger su obra sino para poder crear con la tranquilidad de que nadie va a poder acusarles fundadamente de plagio.


Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: cesión de datos a procuradores

    “El despacho jurídico “De La Torre Abogados” va a proceder a la cesión de datos personales de D. Daniel De La Torre a la procuradora Dña. María Ruiz para que realice las labores de procura necesarias para un caso judicial en la provincia de Almería.

  • Buenas prácticas en el despacho

    El despacho deberá establecer una normativa de uso de dispositivos y sistemas informáticos por escrito, así como unos criterios de supervisión de su actividad, remitiendo ambos documentos a todos sus integrantes y haciendo que firmen una conformidad de la información recibida.

  • Funciones y obligaciones del personal del despacho (y II)

    El personal que tenga acceso a información propiedad del despacho jurídico estará obligado a conocer y a observar las medidas, normas, procedimientos, reglas y estándares que afecten a las funciones que desarrolla en el despacho. 

ebook gratuito

ENTREVISTAS

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

REDES SOCIALES & ABOGADOS

  • Internet y Redes Sociales para despachos de abogados: una exigencia necesaria

    ¿Por qué es importante que los despachos de abogados entren en la dinámica de las redes sociales e Internet? ¿Cómo puede afectar a un bufete el estar o no en el mundo digital? ¿Qué es lo que quieren tus futuros clientes de su abogado? El mundo se ha digitalizado y los abogados no pueden quedarse atrás.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

AIshow, el evento de Inteligencia Artificial, llega a Madrid

Reunirá a investigadores y profesionales de diversos campos con el propósito de explorar las interacciones y los impactos prácticos de la Inteligencia Artificial (IA)

Metricson refuerza el área de compliance, protección de datos y propiedad intelectual

Incorpora a  Alejandro Martínez Méndez como director del departamento de protección de datos, propiedad intelectual y compliance de la sede de Barcelona. 

feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17