Conócenos

REDES SOCIALES

Esclavos de los 140 caracteres

Según el artículo 510 del Código Penal, los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, enfermedad o minusvalía, serán castigados con penas de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses

  • Imprimir

Usuarios iraníes acceden a las redes sociales por primera vez en cuatro años

Los comentarios que vertimos en las redes sociales pueden causarnos graves problemas a la hora de buscar un trabajo o desempeñar nuevas ocupaciones.

Pero además pueden causarnos problemas más graves si alguien, en el ejercicio de sus derechos, decide demandarnos por haber vulnerado su honor, traspasando así la libertad de expresión recogida en el artículo 20 de nuestra Constitución. 

La compañía de asistencia jurídica Legalitas recuerda que aunque no podemos prohibir a nadie que se exprese libremente, sí podemos 'atacar' aquellos comentarios que por su naturaleza vulneren nuestro derecho al honor e incluso aquellos otros que, por contener nuestros datos personales, afecten a nuestra privacidad o a nuestra intimidad personal y familiar. 

Igualmente, la legislación penal vigente castiga a quienes cometan delitos de injurias y calumnias. Además, a partir del 1 de julio, la reforma del Código Penal, permitirá sancionar de forma más dura, por ejemplo, a quienes difundan imágenes o grabaciones íntimas o utilicen contraseñas ajenas sin permiso. 

Dicho esto, si detectásemos contenidos (fotografías, comentarios, etc.) que vulneren nuestros derechos fundamentales, podemos solicitar la eliminación de los mismos y, por otra parte, pedir una indemnización y castigo para el autor. 

En primer lugar la forma más correcta de actuar sería ponerse manos de un abogado para que valore la gravedad de los mismos y estudie las diferentes vías de actuación. Contactar con la plataforma que los ha publicado y pedir su retirada, puede ser una buena vía extrajudicial, justificando lo inapropiado de los mismos y las leyes que vulneran. La plataforma los estudiará de acuerdo a la legislación vigente (Twitter se rige por la de EEUU) o las normas de uso propias que la regulen. 

A continuación, el abogado deberá valorar si existe o no vulneración de derechos que permita la continuación por la vía civil, de acuerdo a la Ley Orgánica 1/1982 por vulneración del derecho al honor, intimidad o propia imagen; por la vía penal en caso de calumnias o injurias de acuerdo a los artículos 205 y 208 del Código Penal respectivamente; o por vía administrativa de acuerdo a la normativa de Protección de Datos. 

Ante comentarios que podrían ser calificados como 'de mal gusto', que atentan incluso contra la dignidad de las personas, los hechos podrían ser calificados como más graves y perseguidos por vía penal, máxime si afectan a colectivos más desfavorecidos, motivos suficientes para que nuestro abogado pueda interponer una querella por injurias (solicitando multas de seis a catorce meses) o calumnias (con penas de cárcel de seis meses a dos años). No obstante existen agravantes, puesto que según el artículo 510 del Código Penal 'los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.' Además 'serán castigados con la misma pena los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía.' 

En este sentido, la prudencia debería ser una máxima a la hora de escribir en las redes sociales, puesto que la ley deja claro en estos tiempos que, 'quien lo escribe, lo paga'.

(Fuente de la noticia: Legalitas)

  • Imprimir
Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

ebook gratuito

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: absorción o adquisición del despacho por otra entidad

    Tanto el despacho como persona jurídica, como los integrantes del mismo, los terceros a los que se ceden esos datos, y aquellos que prestan servicios al despacho y tienen acceso a datos de carácter personal, están obligados al secreto y al deber de guardar esos datos, 

  • Caso práctico: Lexnet

    El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero será nulo cuando la información que se facilite al interesado no le permita conocer la finalidad a que se destinarán los datos cuya comunicación se autoriza, o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.

  • Caso práctico: almacenamiento de información

    Como decimoctava entrega de la serie de artículos sobre protección de datos personales en los bufetes de abogados, hoy les mostraré un caso práctico sobre almacenamiento de información personal y las ventajas del despacho digital.

ENTREVISTAS

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17