Conócenos

Ricardo Oliva

"El rigor técnico y la comprensibilidad no tienen por qué estar reñidos en las sentencias"

Entrevistamos a Ricardo Oliva, Director y Fundador del portal Lenguajejuridico.org (@LenguajeJUR)

  • Imprimir

P: Para aquellos que aún no lo conozcan ¿podría presentarnos qué es y cómo se plantea Usted crear la web Lenguajejuridico.org que se acaba de lanzar? 

R: LenguajeJurídico.org es un portal que pretende facilitar la comprensión del lenguaje jurídico a fin de poner el Derecho al alcance de quien lo necesite. 

El Derecho está presente en los momentos vitales del ser humano (nacimiento, muerte, etc.), en su desarrollo laboral (regulación de contratos de trabajo, jubilación, pago de impuestos, etc.), y actividad empresarial (gestación, consolidación e internacionalización de negocios, concurso, etc.). Pese a ello, el lenguaje jurídico de las leyes, resoluciones administrativas y sentencias es críptico y oscuro lo que dificulta la clara comprensión del Derecho básico por parte de los ciudadanos. 

Del mismo modo, los términos y condiciones de uso que emplean las páginas webs y aplicaciones móviles son kilométricos e ininteligibles para un lego de las Ciencias Jurídicas. Por otro lado, tales documentos no tienen en cuenta la situación particular de las personas ciegas o sordas por lo que el lenguaje jurídico no es tampoco inclusivo ni accesible para todos. 

Esta situación genera diversos problemas o “dolores” jurídicos en el ciudadano: incomprensión, desasosiego, rechazo y pánico cuando se relaciona con el lenguaje jurídico. 

P: ¿Cuál es su fin y cuál es el público objetivo al que va dirigido este portal?

R: La finalidad de LenguajeJurídico.org es ayudar a calmar los síntomas de tales “dolores” jurídicos a través de la publicación de artículos, definiciones, vídeos y podcasts conteniendo análisis e información de utilidad que permita facilitar el entendimiento del lenguaje jurídico a quien más lo necesita: el ciudadano de a pie (ya sea, estudiante, trabajador, jubilado, desempleado, funcionario, consumidor, emprendedor o empresario).

LenguajeJurídico.org no pretende vulgarizar el Derecho ni minusvalorar su rigor técnico sino facilitar su comprensión a quien lo necesite, crear conciencia colectiva sobre el lenguaje jurídico claro, y hacer un llamado permanente a las autoridades para que adopten las medidas correctivas oportunas.

Para lograr dicho fin el portal se ha dividido en ocho categorías: Palabra de Jurista, Diccionario Jurídico, Leyes, Resoluciones Administrativas, Sentencias, Contratos, Aforismos Jurídicos Latinos y Glosario Jurídico Multilingüe dentro de las cuales se incluirán todas las entradas. Poco a poco iremos volcando contenidos.

Los juristas también encontrarán información de utilidad, especialmente, en las secciones Palabra de Jurista donde contribuyen los miembros del Comité de Expertos  de LenguajeJurídico.org, Diccionario Jurídico y Sentencias. Los traductores jurídicos y abogados que trabajan en más de una jurisdicción probablemente estén más interesados en la sección Glosario Jurídico Multilingüe. 

En un mediano plazo, parte del portal se podrá editar colaborativamente, particularmente, las secciones de Leyes, Resoluciones Administrativas, Sentencias, y Contratos, según parámetros que informaremos en su momento (imagina una especie de Wikipedia del lenguaje jurídico). 

P: ¿El problema de comunicación que Lenguajejuridico.org pretende resolver radica en una praxis errónea de la Administración y resto de Poderes Públicos o, por el contrario, obedece a una deficiente cultura jurídica del ciudadano medio? 

R: Creo que la responsabilidad principal recae en la Administración Pública, y en los Poderes Legislativo y Judicial que son de donde emanan las resoluciones administrativas, las leyes y las sentencias, respectivamente. En cualquier caso, considero esencial que desde la etapa escolar los niños comprendan bien cuáles son los derechos fundamentales y conozcan la Constitución. 

El artículo 6.1 del Código civil español establece que todos tenemos el deber de cumplir la Ley sin que su desconocimiento sirva como excusa para no cumplirla. Pero ¿cuánto sentido puede tener exigir el cumplimiento de la ley a alguien que no la comprende? El Informe de la Comisión de Modernización del Lenguaje Jurídico del Ministerio de Justicia de España (2011) establece que los principales destinatarios de la ley –los ciudadanos- tienen derecho a comprender por sí mismos las comunicaciones verbales y escritas de las instituciones públicas y de los profesionales del Derecho. 

La Carta de Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia (2002) consagra el derecho a una justicia comprensible. Esto significa que el ciudadano tiene derecho a que las notificaciones, emplazamientos y requerimientos contengan términos sencillos y comprensibles, evitándose el uso de elementos intimidatorios innecesarios. Además, reconoce el derecho a que las sentencias se redacten de modo comprensible, empleando una sintaxis y estructura sencillas, sin perjuicio de su rigor técnico. 

P: El Informe de la Comisión de Modernización del Lenguaje Jurídico del Ministerio de Justicia de España (2011) viene a decir que el Estado de Derecho se ve fortalecido gracias a una mayor claridad del lenguaje jurídico. ¿Pero y los procedimientos, qué ocurre con los procedimientos que resulta complejísimo para la mayoría de los ciudadanos desenvolverse con facilidad en el marasmo interminable e incomprensible de trámites administrativos, jurídicos, registrales, notariales y de Hacienda con los que debe lidiar? 

R: Los procedimientos son necesarios pero eso no significa que tengan que ser engorrosos. No puede admitirse tampoco trámites inútiles. La simplificación administrativa exige que las Administraciones Públicas estén coordinadas para evitar la presentación innecesaria de documentos, y reclama avanzar en la administración electrónica. Por dar ejemplos de procedimientos que deberían ser céleres por excelencia menciono el de creación de una empresa y el de pago de impuestos. 

Su pregunta me da pie a introducir un tema que me parece clave comentar. ¿Ha oído hablar del Design Thinking (Pensamiento de Diseño)? Se trata de una metodología que, en mi concepto, ofrece enormes posibilidades a los juristas en materia de lenguaje jurídico. El Design Thinking es el método de trabajo utilizado por los diseñadores para quienes, los esquemas, por muy rudimentarios o chapuceros que sean, ayudan a describir, comentar y comprender mejor los problemas, y especialmente los más complejos. Esta forma de pensamiento visual usa herramientas visuales como fotografías, esquemas, diagramas y notas autoadhesivas para crear significado y organizar debates. 

Con el fin de hacer entendibles los textos legales y mejorar la experiencia de usuario del ciudadano que utiliza el sistema jurídico ¿podría ayudarnos el Design Thinking?, ¿facilitaría la comprensión del lenguaje jurídico el uso de técnicas de diseño? 

Las sentencias -no siempre redactadas con la mejor sintaxis- incorporan conceptos jurídicos, aforismos jurídicos, razonamientos complejos y hechos interrelacionados. Ello dificulta que el ciudadano pueda comprenderla. Una prueba de que el pensamiento visual puede facilitar la comprensión de una sentencia lo representa un reciente caso ocurrido en el Reino Unido. Un juez usó emoticonos (el símbolo de una cara sonriente) y frases llanas en una sentencia de un asunto de Derecho de Familia para que los menores afectados pudieran entenderla con toda claridad. 

P: En la reciente Cumbre Judicial Iberoamericana, concretamente en su XVIII Asamblea de Paraguay, a la que España se ha sumado asumiendo el compromiso, se ha abogado por la supresión de frases y aforismos en latín en los textos judiciales ¿Qué opinión le merece esta medida? 

R: El rigor técnico y la comprensibilidad no tienen por qué estar reñidos en las sentencias. Las frases y los aforismos en latín yo los dejarían para los libros y manuales de Derecho, las clases de Derecho romano, las discusiones en la Facultad de Derecho, y los eventos jurídicos. 

Los latinismos jurídicos son palabras incomprensibles para quienes no forman parte del “esotérico” círculo de los juristas. Si el destinatario principal de las resoluciones judiciales son las partes, son ellas las que deberían entenderlas. Las sentencias deben estar siempre redactadas de un modo comprensible, desde una perspectiva gramatical y sintáctica, sin perjuicio de su rigor técnico. En cualquier caso, los abogados estamos para ayudar a nuestros clientes a interpretar el contenido de sus sentencias. 

P: ¿En qué consistirá y cuál será el perfil de los integrantes del Comité de Expertos de Lenguaje Jurídico que se creará al abrigo del portal? 

R: El Comité de Expertos de LenguajeJurídico.org lo integran un grupo de personas que tienen en común ser auténticos profesionales de la “empatía lingüístico-legal“. Su riqueza está en la diversidad de sus perfiles ya que participan juristas, lingüistas, periodistas, traductores jurídicos, matemáticos y diseñadores. 

Ellos, o bien son acreditados investigadores y reputados estudiosos del lenguaje jurídico, propulsores de que los poderes públicos adopten medidas efectivas para su mejor comprensión; o bien son reconocidos profesionales que a través de sus actividades cotidianas ofrecen ejemplo real sobre cómo poner el Derecho al alcance de todos.  Por citar alguno de sus ilustres miembros, están Cristina Carretero González, Estrella Montolío Durán, Claudia Poblete Olmedo, Luis Javier Sánchez, Carlos Lluch Cerdá y Borja Adsuara. 

El Comité de Expertos básicamente se encargará de asesorar acerca de los contenidos y las informaciones que se publicarán en el portal; recomendarán medidas e iniciativas en materia de mejora del entendimiento y comprensión del lenguaje jurídico; y publicarán artículos, ensayos, vídeos, podcasts, etc., sobre los temas de su especialidad, con el fin de concienciar a los poderes de Estado e ilustrar a la comunidad hispanohablante en todo y cuanto concierne al lenguaje jurídico. 

P: ¿En qué otros proyectos innovadores –si puede adelantarnos- se encuentra ya trabajando actualmente Ricardo Oliva? 

R: Os iré informando cuando tales proyectos hayan superado la fase de diseño y se encuentren por iniciar la fase de ejecución. 

P: Para terminar, díganos cómo podemos todos y cada uno de nosotros, en mayor o menor medida, apoyar en el sostenimiento –no solo económico- de esta brillante y necesaria iniciativa que supone el portal Lenguajejuridico.org y los fines a los que se debe. 

R: Mantener en funcionamiento el portal conlleva unos gastos económicos en hardware, diseño web y servidores, además de horas de trabajo intelectual. Si queréis apoyar su causa, una buena forma es haciendo una donación o convirtiéndote en Patrocinador Premium de LenguajeJurídico.org para lo cual puedes escribirnos a roliva@lenguajejuridico.com a fin de darte más detalles sobre el particular. 

Estamos trabajando en la creación del sello de Lenguaje Jurídico claro y accesible que entregaremos únicamente a aquellas empresas cuyos términos y condiciones de uso de sus páginas web y aplicaciones móviles cumplan con determinados estándares de calidad lingüística, claridad jurídica, normas de diseño, usabilidad en internet y accesibilidad. Poseer dicho sello será una garantía de que los términos y condiciones auditados cumplen con la normativa vigente y pueden ser comprendidos fácilmente por cualquier ciudadano. Para ello, estamos trabajando con asociaciones de sordos y ciegos, y con una importante empresa de comunicación. Os daremos más detalles en breve.


Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

ebook gratuito

ENTREVISTAS

GESTIÓN DE DESPACHOS

REDES SOCIALES & ABOGADOS

  • Medición de resultados: Google Analytics y los factores a tener en cuenta

    Analizar resultados de nuestro bufete de abogados virtual es una tarea que hemos de realizar con una periodicidad fija para saber cuál es el siguiente paso. Internet nos ofrece diversas herramientas que nos facilitarán estas tareas, entre las que destaca Google Analytics, y que nos ayudaran a medir nuestro trabajo y nuestros resultados.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1
feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17