Conócenos

LEGAL HACKATHON

I Legal Hackathon Bilbao

Por

  • Imprimir

I Hackathon Bilbao

Continuamos con la segunda entrega de nuestra serie de entrevistas realizadas a siete especialistas del Derecho TIC que participan en el I LEGAL HACKATHON que se celebrará en España y que tendrá lugar el próximo día 16 de Mayo en Bilbao. El panel de especialistas está formado por los letrados: Jesús Fernández AcevedoRuth Sala OrdóñezSergio Carrasco MayansEneko Delgado ValleDavid Maeztu LacalleJorge Morell Ramos y Maitane Valdecantos Flores. Si quieres más información pulsa en el siguiente enlace: http://legalhackathon.es/

- A su juicio ¿cuáles son los principales retos jurídicos que plantean las aplicaciones destinadas al sector legal?

Jesús Fernández: El respeto por la privacidad de los usuarios y por la propiedad intelectual de terceros afectados.

Ruth Sala: Los principales retos jurídicos serían la orientación a dar servicio de respuestas rápidas o resolución de dudas a fin de acercar al dia a dia del ciudadano un poco de conocimiento acerca de los propios actos  o procesos en los que pudiera hallarse inmerso. Sin embargo, como el Derecho es tan amplio, casi diríamos que cada especialidad y subespecialidad daría para hacer una aplicación concreta.

Sergio Carrasco: El principal reto es el de poder garantizar la protección de los datos tratados en todas sus fases, desde el equipo terminal por parte del profesional legal, los equipos utilizados por los potenciales usuarios así como del servidor en que se encuentra el código. Muchas veces se utilizan plataformas informáticas que ya suponen un riesgo (y un incumplimiento), con lo cual cualquier solución desarrollada sobre ellas no debería ser usada por profesionales jurídicos.

Eneko Delgado: En primer lugar, el cumplimiento de la normativa de forma escrupulosa, ya que lo primero que hay que hacer es predicar con el ejemplo, y poca seguridad jurídica puede ofrecer un despacho que no tenga perfectamente adecuada su app a la normativa en materia de protección de datos, consumidores y usuarios, venta a distancia, Ley de Sociedad de Servicios de Información, menores, etc… Y luego, por supuesto, establecer medidas que aseguren la privacidad tanto de los usuarios como de las conversaciones, comunicaciones o contenidos que compartan con el despacho mediante la app. No en vano la confidencialidad es y debe ser una prioridad en todos los ámbitos del ejercicio de la profesión.

David Maeztu: Fundamentalmente la seguridad de la información y la adecuación a una legislación protectora de derechos de los consumidores y usuarios. El tratamiento confidencial de los datos e informaciones de los usuarios supone un desafío para el desarrollo de aplicaciones y para las medidas de seguridad que deben adoptar los despachos, que deben asumir un importante coste en desarrollo de sistemas seguros de comunicación y mantenimiento permanente frente a ataques de terceros. Porque, además de todo esto, los desarrollos deben ser usables, sin que se pueda renunciar la seguridad por simplificar el uso de los abogados o de los clientes.

Jorge Morell:  Aunque dependerá de la app en concreto, en términos generales podría hablarse de la privacidad de los usuarios en función de los datos que se recopilen, la confdencialidad y seguridad de la información en la relación abogado – cliente o el cumplimiento de los términos y condiciones de cada ecosistema en el que se publica la app.

Maitane Valdecantos: Los principales que detecto son aquellos dirigidos a proteger la seguridad de los datos tratados, y a garantizar los derechos intangibles de terceros (propiedad intelectual e industrial).   

- Las apps legales nos acercan al paradigma “Lawyer in Your Pocket” (abogado de bolsillo). Esta evolución tecnológica en ejercicio de la abogacía ¿considera que puede banalizar la relación abogado-cliente? Y a efectos de trending ¿nos dirigimos a una gamificación en la prestación de los servicios jurídicos?

J.F.: Para nada, puede ser un servicio más caracterizado por la cercanía al cliente si se trabaja bien. Y respecto a la gamificacion, abre un mundo de posibilidades maravillosas que si se utilizan bien pueden ayudar a una mayor concienciación y educación y por ende a un mejor cumplimiento.

R.S.: En ningún caso una app de consulta debería sustituir a un abogado y a la consulta especializada. Si pueden hacerse pequeños "botiquines" de emergencia con fines de consulta pero la realidad es que cada caso es "único" y requiere un estudio individualizado. Las únicas generalidades vendrían impuestas por las disposiciones legales en el sentido de acercar al ciudadano de forma genérica y práctica aquello que disponen las normas, insistiendo en que los casos hay que analizarlos uno a uno y que no sirve un mismo proceso exactamente igual a otro proceso.

S.C.: No, la relación abogado-cliente no debería verse banalizada por la mera existencia de estas circunstancias. A mi parecer, en tanto se garantice la adecuada participación del abogado en el proceso, dado que lo que se busca es precisamente su punto de vista experto, este acercamiento es positivo. Eso sí, debe quedar claro que las obligaciones ya existentes deben continuarse cumpliendo.

Respecto a la gamificación, sí que es cierto que es un modelo que en el ámbito de las soluciones informáticas cada vez se encuentra más implantado. De hecho, ya existen varias plataformas de este tipo, con obtención de recompensas por parte de los profesionales participantes, y su éxito no hará sino favorecer la aparición de nuevas.

E.D.: Como en todos los ámbitos, también en el sector jurídico es importante que los despachos sepan lo que quieren transmitir. Obviamente si transmitimos servicios de poco valor se corre el riesgo de que esa sea la percepción del usuario, pero tampoco podemos pretender que una app supla, al completo, el servicio de atención jurídica que puede y debe prestar un profesional del derecho. Por más que puedan paquetizarse servicios, ofreces modelos o estándares para determinados productos jurídicos (por ejemplo pensando en modelos de contratos o cláusulas) es evidente que no es lo mismo solicitar un modelo básico de contrato de arrendamiento de vivienda que una asesoría especializada en aspectos solitarios, la redacción de una licencia de software o un contrato complejo con múltiples opciones, condiciones y aspectos a tener en cuenta. La app podrá proporcionar unos aspectos y redirigir a otros. Y por supuesto están todas las acciones que normalmente un abogado realiza como la negociación, resoluciones extrajudiciales, levanta de pleitos, asesoría preventiva… Todo eso tiene un valor inmenso que no va a analizarse por una app, aunque su comercialización (o el acercamiento al cliente) pueda incentivarse mediante acciones de gasificación. La comercialización, el acercamiento al cliente y el desarrollo efectivo de un servicio jurídico profesional y de calidad no deben estar enfrentadas, si se hacen bien.

D.M.: En absoluto, el canal no condiciona el rigor o seriedad del mensaje. Se puede acercar el servicio al cliente sin caer en la banalización. Hay experiencias jurídicas explorando la gamificación en la prestación de servicios y, al igual que en otros sectores, sin duda será una de las herramientas que faciliten la relación cliente abogado o con todo el sector legal en el futuro.

J.M.:  No creo que la banalice, simplemente la adecúa a los tiempos que corren. La información legal ya no es exclusiva de los abogados, Internet ha facilitado que cualquiera pueda acceder a ella sin tener que pasar por un profesional. Por otro lado, los dispositivos móviles han llegado para quedarse, principalmente el smartphone. Por tanto el concepto “Lawyer in your pocket” es más que razonable. Obviarlo simplemente nos va a dejar atrás. En cuanto a la gamifcación y el mundo legal, no creo que sea una tendencia que se aplique de forma generalizada, pero sí puede funcionar en nichos muy concretos como la formación legal para legos en Derecho, la introducción de conceptos legales a menores de edad o Trivials legales de diferentes niveles y materias. Law Dojo es un buen ejemplo de gamifcación en el sector legal.

M.V.: No lo creo. Existen Apps de medicina y no por ello prescindimos de los médicos. El avance en el sector jurídico a nivel tecnológico, lo veo más en la línea de facilitar el trabajo de los distintos agentes jurídicos, para que éstos a su vez, puedan ofrecer un mejor servicio a sus clientes. En cuanto a la gamificación, será un paso más. Creo que además, podría generar un acercamiento entre el sector jurídico y el destinatario de sus servicios. 

- ¿Qué consejos propone para proteger jurídicamente una app en sus fases de diseño, desarrollo, publicación y explotación?

J.F.: Ponerse en manos de un abogado especialista en la materia y que hable el mismo lenguaje que usted.

R.S.: La Propiedad Intelectual juega un importante papel, sin embargo, conociendo el ámbito informático, el sólo cambio de una línea de código supondría un producto totalmente distinto. 

S.C.: El mejor consejo que puedo dar es que el abogado participe desde el inicio en la aplicación, que conozca de primera mano tanto la intención de los desarrolladores como la evolución de la aplicación en sí. Sobretodo hay que tener en cuenta que las objeciones no se ponen por meras opiniones (o no debería ser así), sino porque el ordenamiento jurídico puede regular la actividad de una determinada manera.

E.D.: En primer lugar tener bien claro lo que pretende conseguirse con la app en las diferentes fases del proyecto, para identificar así los riesgos jurídicos y poder tomar las medidas adecuadas para rebajarlos en la medida de lo posible. Saber como vamos a obtener datos personales y para que los vamos a usar nos dará las claves respecto a la protección de datos personales; definir claramente el producto nos indicará si el mismo tiene restricciones y que debemos tener en cuenta en el proceso de compra; los servicios y productos a comercializar ayudarán a proteger debidamente la marca en las clases adecuadas… y así sucesivamente. La comunicación constante con el equipo jurídico es vital no sólo para que la app esté jurídicamente protegida, sino para que su uso a lo largo del tiempo permita nuevos proyectos y vías de monetización en el futuro manteniendo la debida seguridad jurídica.

D.M.: Contactar con un abogado que pueda participar de esas fases como un miembro más del equipo, que ayude y proponga, implicándose en el proceso de desarrollo. Si el abogado conoce la legislación aplicable ayudará a una mejor definición del desarrollo y comercialización, obteniendo mejores resultados. 

J.M.: Adoptar una forma jurídica adecuada que limite la responsabilidad del desarrollador frente a posibles problemas, garantizar la confidencialidad del desarrollo en los aspectos clave del producto o servicio, proteger la propiedad intelectual e industrial de todo desarrollo propio y asegurar la legalidad del uso de cualquier contenido de tercero empleado, adoptar los términos y condiciones adecuados para la app y tener muy en cuenta los que imponen las diferentes plataformas o asegurar la adecuación del modelo económico de explotación seleccionado.

M.V.: Los resumiría básicamente en los siguientes: la protección de la marca y el diseño, así como la atención a la relevancia de la propiedad intelectual como institución protectora de la propia App, la seguridad en materia de protección de datos, y en materia de cumplimiento de normativa de LSSICE, la adaptación sectorial en determinadas materias y por supuesto, el correcto asesoramiento en todas estas materias.




Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Procedimientos de seguridad. Control de acceso

    Unos de los procesos a implementar en el despacho jurídico es el del control de acceso a los lugares del despacho donde se almacenan datos personales.

  • Procedimientos de seguridad

    Unos de los procesos a implementar en el despacho jurídico es el de la identificación y autenticación de usuarios en aquellos sistemas de información desde los que se gestionen datos personales.

  • Medidas de seguridad para ficheros no automatizados

    Antes de entrar de lleno a definir procesos de seguridad conviene que se haya planteado adecuadamente los ficheros de datos que deberá registrar y su tipología.

ebook gratuito

ENTREVISTAS

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

REDES SOCIALES & ABOGADOS

  • Internet y Redes Sociales para despachos de abogados: una exigencia necesaria

    ¿Por qué es importante que los despachos de abogados entren en la dinámica de las redes sociales e Internet? ¿Cómo puede afectar a un bufete el estar o no en el mundo digital? ¿Qué es lo que quieren tus futuros clientes de su abogado? El mundo se ha digitalizado y los abogados no pueden quedarse atrás.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1
feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17