Conócenos

REDES SOCIALES & ABOGADOS

Derechos de autor: luces y sombras de su uso en RRSS

Por Susana Sanjurjo Rebollo

  • Imprimir


La propiedad de las imágenes está protegida por los derechos de autor


A la hora de enfrentarnos con la creación de contenido para el site de nuestro bufete o de nuestros perfiles profesionales en RRSS debemos plantearnos varias cuestiones cruciales como: ser originales, atrapar al lector, dar información fidedigna o, por supuesto, respetar los derechos de autor. Esta última mención va a ser nuestro tema hoy.

Y es que esta cuestión, el respeto de los derechos de autor, es la que más tendemos a olvidar cuando nos ponemos a publicar algo en Internet, sobre todo cuando nos enfrentamos a una “cuartilla en blanco” y disponemos de poco tiempo. Muchas empresas contratan a profesionales que se ocupan de la creación de sus contenidos, se trata de expertos en las materias concretas de las que versan sus negocios. Sin duda, ésta es una manera muy legítima de trabajar y de ir creando contenidos de calidad, ya que como hemos ido repitiendo el tiempo requerido para aportar contenido válido y de interés en todas nuestras RRSS es limitado, y reconozcámoslo, preparar ese contenido nos roba un tiempo que a veces no tenemos.

Pero, si nos ocupamos de realizar ese trabajo personalmente, es decir, si nos ocupamos de que los contenidos sean creados dentro de nuestro bufete, no podemos olvidar las normas básicas sobre derechos de autor y copyright. Como abogados que sois me consta que tenéis estas normas más claras que nadie y que conocéis la Ley 21/2014 de Propiedad Intelectual; pero, conviene no dejar pasar por alto en este capítulo algunos aspectos de especial interés, porque es indispensable saber hablamos de conceptos que se pueden aplicar tanto a obras literarias, artículos, publicaciones en RRSS, como a obras pictóricas, fotográficas, infográfica, videográficas, multimedia, software... y, por supuesto, porque saber diferenciar conceptos es una cuestión que aunque pueda parecer baladí, no lo es.

1.- LOS SISTEMAS MÁS POPULARES DE PROTECCIÓN DE DERECHOS DE AUTOR EN LA RED

Los derechos de autor o propiedad intelectual es uno de los temas que más confusión crea en Internet, seguramente porque muchos de los usuarios de RRSS o páginas webs en realidad desconocen el gran número de derechos y obligaciones que se entrecruzan en la Red, lo que origina multitud de vulneraciones cada día.

En este tema me permitiréis que tire de la obra que más a mano tengo, incluso que os la recomiende, en él la autora del Manual de Internet y Redes Sociales insiste en distinguir entre los derechos de autor y el copyright porque dice que muchos usuarios de la red los confunden. “Los primeros, según dicha autora, incluyen tanto derechos morales como derechos económicos o patrimoniales que se derivan de la explotación de la obra; un concepto que distingue del de copyright del que dice que se refiere  al aspecto económico de la obra creada, que es la parte patrimonial y que surge cuando se publica dicha obra”  (Beatriz Sanjurjo:”Manual de Internet y RRSS”, Editorial Dykinson, Madrid, 2015). Y es que en realidad es muy importante que todos los usuarios de Internet sean conscientes de que el respeto a la propiedad intelectual es fundamental porque su vulneración es casi constante.


Tus ideas son tuyas


Una vez aclarado este punto, creo necesario hacer un breve repaso de los principales sistemas de protección de derechos existentes en Internet o, al menos, de los más conocidos por los usuarios de la red:

  1. El ya mencionado Copyright: que protege los derechos económicos  de una obra otorgando, según el convenio de Berna, el mismo valor de protección en los 166 países firmantes, y que avala cada obra con la firma de un notario y la huella digital.
  2. El SafeCreative: sistema gratuito de origen español que protege la propiedad intelectual mediante un certificado de autoría otorgado al creador de una obra protegiendo de ese modo sus derechos.
  3. El Copyleft: que es otro sistema de protección de los derechos de autor, pero basado en el concepto contrario. Su objetivo es proteger el mal uso de aquellas obras que han sido donadas para el libre uso y distribución, protegiendo a dichas obras de ser modificadas y/o utilizadas por terceros con ánimo de lucro.
  4. La Licencia Arte Libre (LAL): inspirada en Copyleft reconoce y protege los derechos del autor, reformulando los principios que permiten la utilización creativa de una obra y autorizando a copiar, difundir y transformar libremente una obra siempre que respete los derechos de su autor de dicha obra.
  5. CreativeCommons: sistema compatible con la normativa española que permite el uso y distribución de los contenidos de forma libre o con algunos derechos reservados. Se rige por un sistema de colores que permite que cada autor decida el uso de sus obras.
  6. Coloriuris: sistema nacido en España, es un sistema que hace  de intermediario entre el creador de una obra y aquel interesado en utilizarla, y que cuida mediante un contrato de la correcta utilización de esta, de acuerdo a la normativa vigente.


2.- ¿CÓMO UTILIZAR DE MODO CORRECTO LAS OBRAS DE OTROS EN NUESTRO SITE?

Pero, ¿cómo podemos utilizar de un modo correcto las obras de otros en el site de nuestro despacho de abogados y en nuestros perfiles de RRSS?

Pues bien, lo primero que debemos preguntarnos es si realmente necesitamos utilizar el trabajo de otros. Y sobre todo, valorar si ¿nos merecen la pena las gestiones que debemos realizar? Si es así, hay que utilizar el sistema más correcto y legal para hacerlo.

El primer paso será el de conocer el tipo de protección que se aplica sobre dicha obra. En el caso de las imágenes es algo más sencillo de saber, ya que normalmente aquellas protegidas por copyright llevan el símbolo (©), pero debemos asegurarnos. Ir a la fuente, sobre todo en caso de haber encontrado la obra por medio de un buscador, es la mejor solución.

Hay que partir de la premisa de que obtener la autorización del autor no es un imposible; por ello, lo más recomendable es tratar de obtenerla. Puedes intentar contactar con él por mail, por ejemplo, o por medio de las RRSS, suele ser más fácil de lo que parece. En los casos en los que la protección sea absoluta podemos introducirnos en complejos marcos legales de contratación en los que hay que valorar si merece la pena acometer esa batalla o seguir barajando otras opciones, porque insistir ha llevado en ocasiones a la aplicación de cláusulas de rescisiones de contratos tan poco económicas como las de cesiones en el mundo del fútbol.

En caso de obras protegidas por sistemas más flexible, por ejemplo, un nivel bajo de protección en Creative commons, podría ser suficiente con mencionar la fuente, es decir, nombrar al autor o cuanto menos el site de donde lo hemos extraído, pero siempre es mejor curarse en salud y conseguir la autorización explícita del autor  si es posible, que como digo, resulta cada vez más fácil gracias a las RRSS.  

3.- DÓNDE MENCIONAR LOS DERECHOS DE AUTOR DE TODAS LAS IMÁGENES

La manera más correcta de citar es, en caso de las imágenes hacerlo en el título de la imagen o en el pie de foto. En el caso de tratarse de una cita o un texto, lo normal es hacerlo entre comillas y citar a su autor inmediatamente antes o después.

Si no encontramos datos sobre la autoría de la obra o de la protección que tiene la obra en cuestión, mi primera opción sería descartar su uso, pero si nos es vital de necesidad hemos de tener claro que el autor podría reclamarnos en cualquier momento; reclamaciones que pueden ser solo de tipo petición de retirada de la fotografía, hasta llegar a los tribunales.

4.-UTILIZAR IMÁGENES PROPIAS

Si os habéis decidido por tener vuestra página web profesional y por publicar contenidos de calidad jurídica es porque os interesa la calidad, y crear vuestras propias imágenes, en un momento como el actual donde todos tenemos la costumbre de fotografiar con el móvil todo lo que nos rodea, la posibilidad de que crees tus propias imágenes para tu página web o tu blog es algo, no sólo verdaderamente factible, sino, muy coherente con el espíritu creativo que estás demostrando que llevas dentro.

¿Qué debemos hacer pues para ilustrar nuestras publicaciones? La opción más fácil es la de hacer las fotografías o infografías nosotros mismos. No es necesario ser un experto en fotografía, como decía todos tenemos móviles con buenas cámaras y sabemos como exportarlas a nuestro ordenador portátil y cómo integrarlas en nuestra página web.

Si hablamos de la utilización de infografías, existen en la red diferentes páginas que te permiten crearlas con facilidad, sin necesidad de ser un experto. Utiliza cualquier buscador, como google o bing, y encontrarás páginas que te enseñarán en pocos minutos a realizar fantásticas infografías, llamativas, originales y de calidad. Navega por ejemplo a través del mundo de las infografías en www.eEasel.ly que tiene una serie de plantillas gratuitas, o inténtalo con www.magic.piktochart.com. Tienes muchas opciones gratuitas y de pago a tu disposición en la red.

Pero, si no te animas a hacerlo por tu cuenta, o buscas una mayor calidad, puedes contratar a un profesional que realice fotografías o infografías por ti.

Recuerda que publicar nuestras propias fotos tampoco está exento de riesgo, hay factores a tener en cuenta, por ejemplo: obras de arte protegidas con derechos de autor, o la problemática de utilizar fotos de menores sin la correspondiente autorización de sus padres o tutores, Tampoco es recomendable que en nuestras fotos aparezcan personas de las que no tengamos un permiso expreso y por escrito, por el que nos ceden los derechos su imagen para el uso que vayamos a darla; salvo aquellos casos, tampoco carente de problemática, en que salgan como imagen de fondo y esto sólo en determinadas circunstancias. Un complejo mundo de implicaciones legales que se tiende a olvidar cuando realizamos una foto que después subimos a la red. Aspectos que hay que cuidad sobre todo si el destino de esa fotografía es la página web profesional de un despacho de abogados; algo, que aunque resulte evidente cuando se lee, tendemos a olvidar más veces de las que se imagina.

5.- BANCOS DE FOTOGRAFIAS GRATUITOS Y DE PAGO

Además existen bancos de fotografías gratuitos, y también de pago, en las que podemos encontrar fotografías que pueden servir para incluir en nuestra página web o en nuestros posts.

Si decides utilizar la opción de pago el importe varía de unas páginas a otras, pero, es asumible y las posibilidades de elección son muy diferentes; ya que, te permite seleccionar por materias, colores, autores, etc.

Si optas por la opción de bancos de imágenes libres de derechos de autor, y en su caso, siempre está claramente especificado el régimen de uso que permiten. Permitidme insistir en que hemos de tener cuidado con las búsquedas de imágenes de uso libre en buscadores, ya que estos nos mostrarán imágenes de todo tipo, puesto que son simplemente buscadores.

Si utilizamos esta opción hemos de entrar en la página origen y comprobar ahí si realmente está disponible para su uso libre la imagen que nos interesa. Te recomiendo que hagas una doble prueba:

1.- Primero acude a un buscador, por ejemplo a www.Google.es y busca imágenes sin derechos de autor; sobre la palabra que desees encontrar una imagen. Este buscador si te sitúas en el apartado de imágenes y pinchas abajo en preferencias y después en búsqueda avanzada, podrás configurar tu búsqueda en la parte final donde pone “busca imágenes que puedas usar libremente”, y si despliegas ese apartado de derechos de uso verás que se despliega un listado con las siguientes opciones:

- Páginas cuyo uso no requiera licencia.

- Páginas que se pueden usar o compartir libremente.

- Páginas que se pueden usar o compartir libremente, aún con fines comerciales.

- Páginas que se pueden usar, compartir o modificar.

- Páginas que se pueden usar, compartir o modificar, aun con fines comerciales.




La búsqueda avanzada de Google, una herramienta más para la protección de los Derechos de Autor


Este sistema de filtrado te permitirá utilizar las imágenes libres de derechos de autor según la utilidad para la que las requieras, sin vulnerar los derechos de propiedad intelectual de los autores de las mismas a través de un buscador.

2.- La segunda parte de la prueba que te propongo es que después acudas a algunas de las páginas más conocidas de bancos de imágenes gratuitas, puedes localizarlas también a través de cualquier buscador; pero, te facilito algunas de las más utilizadas en la red como  pueden ser Freefoto donde incluyes la palabra de búsqueda, o Photorack donde haces la búsqueda por categorías en las que puedes clicar . Navega por ellas realizando la misma búsqueda sobre imágenes para localizar aquellas que te interesen.

Verás que el procedimiento es en realidad muy sencillo y te permite asegurarte de que no estás infringiendo los derechos de autor de las imágenes que vas a utilizar.

Recuerda que cuando hablamos proteger los derechos de imagen, es la misma protección de propiedad intelectual que protege los textos, por ello, podemos aplicar los mismos baremos en caso de vulneración  para las imágenes. Copiar texto e imágenes no solo pueden llevarnos a los tribunales, sino que además buscadores como Google nos pueden penalizar por duplicación de contenidos, y con ello conseguiríamos el plus de ver nuestra reputación online bastante dañada.

6.- CITAR AL AUTOR ES UN RECONOCIMIENTO EXPLÍCITO DE SU TRABAJO Y EVITA EL PLAGIO

Siempre hemos destacado el factor de la originalidad en nuestras publicaciones, es el factor diferenciador porque las ideas que plasmamos son verdaderamente propias; pero, si tenemos que incluir algún contenido de otro autor, no está permitido copiar, mejor citemos. La manera más correcta, tras pedir obtener la autorización del autor, ya porque la haya cedido de forma gratuita o porque hayamos pagar el canon que éste haya establecido por su uso, es preciso citar, para reconocer la autoría de la creación, hay que citar, y citar la fuente. En texto es claro: entrecomillar, poner en cursiva el texto copiado e inmediatamente después entre paréntesis citar el nombre del autor, la obra, etc. En imágenes te aconsejo siempre citar fuente y autor. Y en cuanto a los links te remito nuevamente al Manual de Internet y Redes Sociales antes mencionado pues en él se hace referencia a diferentes sentencias donde se aclara el tema.

Y es que la forma correcta de utilizar un link es un campo complejo donde ni siquiera entre juristas hay unanimidad; pero, si parece que hay algo claro es que es un ámbito donde el consentimiento del titular de la propiedad intelectual del sito al que a través del link se accede va a ser determinante; de tal manera, que si el acceso a esa página está claramente permitido, por ejemplo videos claramente divulgativos, o se accede por ejemplo a la home de una página web con contenidos donde se permite acceso público no se considera infracción; sin embargo, el problema es cuando estos links ponen a disposición de un tercero una propiedad intelectual que no es de libre acceso, que está protegida, y con este link se vulneran esos derechos de autor. Como utilizaremos siempre links que no vulneren propiedad intelectual,  no tendremos problemas.

El plagio es un delito, una ilegalidad que puede evitarse fácilmente citando al autor, en ese reconocimiento de la paternidad de esa creación; por ello, para terminar os recomiendo un interesante video de Rafael Valenzuela publicado por la Biblioteca de la Universidad de Sevilla con Licencia Atribución de Creative Commons (reutilización permitida)  que resulta de interés.

Nos vemos en el próximo post!


Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: cesión de datos a procuradores

    “El despacho jurídico “De La Torre Abogados” va a proceder a la cesión de datos personales de D. Daniel De La Torre a la procuradora Dña. María Ruiz para que realice las labores de procura necesarias para un caso judicial en la provincia de Almería.

  • Buenas prácticas en el despacho

    El despacho deberá establecer una normativa de uso de dispositivos y sistemas informáticos por escrito, así como unos criterios de supervisión de su actividad, remitiendo ambos documentos a todos sus integrantes y haciendo que firmen una conformidad de la información recibida.

  • Funciones y obligaciones del personal del despacho (y II)

    El personal que tenga acceso a información propiedad del despacho jurídico estará obligado a conocer y a observar las medidas, normas, procedimientos, reglas y estándares que afecten a las funciones que desarrolla en el despacho. 

ebook gratuito

ENTREVISTAS

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

REDES SOCIALES & ABOGADOS

  • Internet y Redes Sociales para despachos de abogados: una exigencia necesaria

    ¿Por qué es importante que los despachos de abogados entren en la dinámica de las redes sociales e Internet? ¿Cómo puede afectar a un bufete el estar o no en el mundo digital? ¿Qué es lo que quieren tus futuros clientes de su abogado? El mundo se ha digitalizado y los abogados no pueden quedarse atrás.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Pedro de la Torre Rodríguez

Perito informático colegiado

23

La labor del perito informático

El autor explica en qué consiste la labor del perito informático en el marco de un peritaje informático dentro de un proceso judicial.

feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17