Conócenos

INTERNET

En tierra de nadie

Por David García Giménez

Experto en TI.

  • Imprimir

¿Les suena el concepto de empresa off shore? El nombre de off shore proviene de su traducción literal en inglés, haciendo referencia a la constitución de una empresa lejos o fuera de la orilla perteneciente a un territorio. Ejemplificando el hecho que no pertenece realmente a ningún lugar en concreto, debido a su virtualidad y ductilidad.

Práctica común entre algunos juristas especializados en Derecho Mercantil Societario o en Derecho Fiscal y Tributario (los conocidos como tax lawyers) es la creación de empresas off shore situadas y domiciliadas en Paraísos Fiscales con pocos o nulos controles de fiscalidad. No hablamos de evasión fiscal que supone el impago de tributos mediante maniobras ilegales, hablamos de elusión fiscal.

La elusión fiscal está situada en la fina línea gris entre la legalidad y el delito. Es lícito aprovecharse de la multitud de ordenamientos jurídicos existentes a los que acogerse buscando siempre el más beneficioso. Con ello se pretende confundir a los Estados y a las leyes tributarias que podrían exigir la correspondiente retención. Este fenómeno es conocido por el Derecho Internacional como: fórum shopping.

Junto con el fórum shopping, las características principales de las sociedades off shore son la simulación y el fraude de ley. Estas estrategias ilegales constituyen una amenaza aunque para algunos, sea una obra maestra de ingeniería fiscal capaz de desplazar capital. El problema es que esto supone establecer un entramado sistémico, un mecanismo de intereses (o soft law) en el que todas las piezas son dañinas para la Ley.

Lo magnífico de todo esto desde el punto de vista societario es que la empresa es constituida en un lugar donde no se lleva a cabo la actividad directa de la misma, con lo cual el conocido como Main Business Center (MBC) es difícil de situar. Registramos la empresa en un país donde no debemos pagar impuestos y desarrollamos la actividad efectiva o distribuimos en otro territorio que no nos pueda exigir nada.

¿Por qué resulta tan complicado perseguir a estas sociedades? Las leyes internacionales establecen que las sociedades se rigen por la ley estatal donde han estado constituidas tal y como establece el artículo 9.11 del CC:

La ley personal correspondiente a las personas jurídicas es la determinada por su nacionalidad y regirá en todo lo relativo a capacidad, constitución, representación, funcionamiento, transformación, disolución y extinción.

El dual income tax, más conocido como convenio de doble imposición, supone que se pueda cobrar en dos países a una misma persona física (pero no jurídica) con lo cual no avanzamos en absoluto. Tengamos claro el objeto de gravamen: la renta o el beneficio anual de una sociedad mercantil.

Las características del impuesto son las siguientes: este tributo anual grava los beneficios de las compañías mercantiles con un tipo que oscila, según los países, entre el 25% y el 50%.

Dicho esto, podemos eludir capital mediante la creación de una sociedad mercantil off shore en un Paraíso Fiscal.

Por ejemplo, el caso de una compañía de seguros: utilizando una sociedad mercantil en las Islas Caimán (permítanme este ejemplo) todas las primas de seguro recaudadas pueden ir a parar a una cuenta corriente de esta sociedad en Suiza, libres de impuestos. La sociedad mercantil situada en un Paraíso Fiscal puede disponer libremente de sus beneficios sin tener que pagar el Impuesto de Sociedades en ningún caso. De esta forma, si la Junta General de Accionistas decide que se repartan dividendos, los socios podrán recibir éstos íntegramente, sin ningún tipo de retención fiscal.

El famoso impuesto sobre el valor añadido (IVA) también puede ser eludido mediante la figura off shore. Este tributo es de cobro automático para los comerciantes internacionales que utilizan una sociedad mercantil interpuesta. La sociedad, basada en un Paraíso Fiscal, compra y vende las mercancías desde fuera (off shore) de los territorios aduaneros de tal forma que nunca deberá declarar el impuesto sobre el valor añadido, ya que éste sólo es aplicable a las importaciones y a las ventas realizadas dentro de las fronteras delimitadas de un país.

Si queremos comprar billetes para ir a visitar la supuesta sede estatutaria (que no efectiva) de nuestra empresa off shore, no debemos ir demasiado lejos, Andorra es la solución más cercana. Suiza también sigue siendo un buen lugar donde constituir este tipo de empresas en tierra firme (amén de comer buen chocolate y comprar un reloj de primera). De todos modos, las islas siguen siendo el destino favorito escogido por los empresarios que pretenden blanquear dinero o sencillamente no hacer frente al pago estipulado por Hacienda en cualquier Estado que en su medida legisla al respecto. Así pues, las cinematográficas Islas Caimán o las Islas Seychelles siguen estando en el top de destinos favoritos.

Conclusión: éticamente huele mal y legalmente sabe peor. Pensemos que todo el dinero que el empresario evita pagar al Estado gracias a los centros de servicios financieros (como les gusta llamarlo a los defensores del blanqueo de dinero) lo pagará otro contribuyente. Otro buen ciudadano como los que vemos pidiendo, suplicando de modo iluso la aplicación de la dación en pago o el poder ofrecer a sus hijos una formación superior imposible de costear.

Así pues, ni amnistía ni tregua. Las leyes deben ser más claras y no tan difusas en temas de tributación. Todo punto dudoso dará lugar sino a lagunas legales y recovecos a los que ampararse para evitar el pago. No podemos permitir que la falta de puntualización y coordinación internacional en materia de legislación suponga una amenaza real a la seguridad jurídica de la comunidad internacional.

El fin de la Leyes es obtener la mayor ventaja posible para el mayor número posible.

Jeremy Bentham

Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

COMENTARIOS JURISPRUDENCIALES

ebook gratuito

CASE STUDY & MASTER CLASS

ENTREVISTAS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: Lexnet

    El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero será nulo cuando la información que se facilite al interesado no le permita conocer la finalidad a que se destinarán los datos cuya comunicación se autoriza, o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Claves de la transformación: Impacto en las áreas funcionales de la empresa

KPMG y la Asociación para el Progreso de la Dirección tienen el placer de invitarte a la jornada “Claves de la transformación: Impacto en las áreas funcionales de la empresa”, que se celebrará el próximo 12 de junio a las 9:30 horas en el Hotel Palace de Madrid.

ISACA Madrid se pronuncia sobre los Incumplimientos legales de la app “La Liga” al activar el micrófono del usuario y geolocalizarlos.

“Si algo es gratis en internet, el producto eres tú”

El ICO se une a la red Alastria para desarrollar la tecnología Blockchain

El acuerdo persigue promover la implantación de una infraestructura blockchain de una forma segura y eficiente, con eficacia legal en el ámbito español

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17