Conócenos

Twitter: ¿New Media?

Por José Andrés De Lorenzo-Cáceres Apolinario

Abogado de Propiedad Intelectual y Nuevas Tecnologías

  • Imprimir

La red social Twitter está llamada a ser la estrella mediática de los new media. Ello porque se ha convertido en un medio de comunicación muy eficaz, basado en la interacción entre usuarios. Su rapidez y capacidad de expansión a la hora de difundir una noticia han hecho que Twitter tenga gran importancia en los eventos en vivo. Lo dicho, tampoco es de extrañar ya que como ha reconocido su fundador Evan Williams “Twitter fue originalmente diseñado como un medio de comunicación”.

Sin embargo, durante estos seis años esta red ha ido creciendo y mutando. Los usuarios han transformado twitter en diferentes fases. Algunas de ellas se produjeron cuando los propios consumidores de este medio inventaron una forma de contestar a una persona en particular o a través de la implementación de la API. También ha servido para implantar nuevas formas de negocio o de reinvención del marketing. En este sentido se han creado campañas que han tenido mucho éxito, se han publicando novelas por tweets o se ha creado un aparato que manda un tweet cada vez que el feto patea o cuando una planta necesita agua.

Todo ello nos lleva a cuestionarnos a que reglas estamos sujetos cuando interactuamos en la citada plataforma. Las mismas son los términos y condiciones de uso más una política de privacidad que Twitter ha decidido unilateralmente imponer y que cambian cuando consideran oportuno. Ello, a parte de ser en la práctica un contrato de adhesión hace que el instrumento contractual pueda mutar continuamente, contraviniendo el principio de seguridad jurídica.

De tal manera, que cuando el usuario acepta ser miembro de la comunidad es porque le han concedido una licencia de uso de ámbito mundial, no exclusiva y gratuita. Esta es la que permite que el usuario pueda ver el contenido generado por los demás miembros de la plataforma. A su vez, los mismos podrán percibir, reproducir y retransmitir el mencionado contenido, así como crear el suyo propio. Ello porque la finalidad principal de twitter es poder compartir de forma rápida información con terceros usuarios de la misma plataforma. Dicho objetivo es el que ha fomentado que Twitter permita el embeed o  que haya software que interactue con Twitter, tal y como reconocía Evan Williams en una conferencia pronunciada en el año 2009 en el marco del TED.

En cuanto a las posibles infracciones que se puedan dar con respecto a los derechos de autor de terceros la mencionada plataforma establece que el contratante de los servicios será el único responsable del contenido que emita. Esto implica que según dichas condiciones el usuario será responsable único de las consecuencias que se derivaran por su supuesto mal uso. Lo dicho se refleja en las cláusulas cuando establecen que “en caso de que usted no sea titular del derecho para enviar contenido para tal uso, usted puede incurrir en la responsabilidad derivada de este hecho”. 

Para poder ejercer un control efectivo del citado contenido, Twitter tendría que facilitar mecanismos de denuncia y retirada del contenido infractor a priori. Sin embargo, el artículo 16 de la LSSI establece que el mismo deberá ser retirado cuando sea requerido por una autoridad. Dicha obligación convierte ese control a posteriori, lo que a su vez exonera de un trabajo ingente de control de contenidos a la red social. En este sentido, en sus condiciones de funcionamiento ha establecido un proceso concreto para reclamar dichas violaciones y con ello, desde mi punto de vista, evitarán en la mayoría de ocasiones ser sancionados finalmente. Ello porque dicho artículo especifica que para que ellos sean conocedores de la información deben de haber sido requeridos por una autoridad con la finalidad de que retiren el contenido. Por tanto, si Twitter actúa diligentemente cuando un usuario denuncia la conducta de otro no habría razón para sancionarles, según el citado artículo.

Otro cuestión que toca revisar es que contempla en referencia a la infracción de derechos de autor a la que se enfrentaría dicha web. La misma está regulada por el artículo 139.1, H) del TRLPI que trata el cese de la actividad ilícita remitiéndose a la LSSI, lo cual es una remisión que no nos aclara, debiéndonos ir a normativa complementaria. En consecuencia, dicha sanción solo podría imponerse cuando dicha información esté en conocimiento de Twitter, lo cual implica que actuando diligentemente, según sus propias reglas de uso, no tendrían porqué ser sancionados.

En caso que existiera la supuesta vulneración de derechos, el tercero afectado por la violación de sus derechos de autor podrá defenderse. Esto, lo hará mediante un proceso en el que tendrá que demostrar que efectivamente los mencionados derechos han sido conculcados. Para ello deberá aportar su firma digital o física, tendrá que  identificar que la obra está protegida y señalar el contenido que está conculcando sus derechos de autor.

A su vez, tiene que dar información suficiente a Twitter para que dicho contenido sea localizable y tiene que facilitar información de contacto. Por último realizar una declaración de buena fe, exponiendo que “el uso en el que el modo indica el titular de los derechos no ha sido autorizado” por el mismo. Para ello tendrá que acreditar que es el autor, un agente que lo representa o que lo ampara la ley. Una vez que se ha demostrado dicha vulneración Twitter se reserva el derecho de poder eliminar el contenido que supuestamente infrinja derechos de autor. Ello lo puede hacer sin preaviso, con total discreción y sin indemnización alguna.

En cuanto al usuario que supuestamente ha conculcado el derecho tampoco es ideal el mecanismo diseñado puesto que no se establece el principio de igualdad de armas desde el inicio. Así, el supuesto infractor solo tiene el derecho a alegar sus razones, en caso de que su cuenta sea suspendida. Se prevé un proceso de apelación donde el usuario tiene un espacio donde expresarse, eso sí comprometiéndose a no volver a tener ese comportamiento, aunque esto suele ir relacionado a un comportamiento de spam agresivo, lo cual se sale de la materia a tratar en este artículo.

En conclusión, Twitter es de facto un new media que intenta respetar los derechos de autor, de acuerdo a sus obligaciones. Puesto que hay que recordar, tal y como apunta la STJUE, asunto (C- 70/10, en su apartado 36) “que las medidas contempladas por esta directiva deben ser equitativas y proporcionadas y no deben resultar excesivamente gravosas”. En definitiva, no se le puede exigir una supervisión activa del conjunto de contenidos que cada uno de los usuarios suba, pero si un control a posteriori, aún cuando el mismo no esté configurado de una manera procesalmente garantista.

Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

COMENTARIOS JURISPRUDENCIALES

ebook gratuito

CASE STUDY & MASTER CLASS

ENTREVISTAS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: Lexnet

    El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero será nulo cuando la información que se facilite al interesado no le permita conocer la finalidad a que se destinarán los datos cuya comunicación se autoriza, o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Informe “Intelligent economies: AI’s transformation of industries and societies” (The Economist Intelligence Unit)

El informe señala que la inteligencia artificial (IA) está pasando del ámbito de la ciencia ficción a su adopción en el mundo real por parte de organizaciones de los sectores público y privado de todo el mundo.

Five forces shaping the tech industry CEO agenda. Technology Industry CEO Outlook (KMPG)

El informe recoge la visión de 104 CEOs tecnológicos de todo el mundo sobre una serie de aspectos clave, como temas territoriales, crecimiento, tecnología para el bien social, cibernética y confianza, inteligencia artificial (IA), foco en el cliente y millennials.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17