El Derecho

Conócenos

MENORES

Oversharing: el síndrome de compartirlo todo

Por María Suárez Pliego

Socia de Suárez de la Dehesa Abogados

  • Imprimir

Qué es "oversharing"

Actualmente, la mayoría de la gente quiere participar en las redes sociales y compartir sus momentos, tanto profesionales como personales, con sus familiares, amigos de las redes sociales (conocidos o no), sus colegas y, ¿por qué no? con el mundo en general, ya que cualquier cosa que subas, cuelgues, o publiques en la red inmediatamente se propagará, si me permiten la expresión, como "la pólvora".

Para compartir esos momentos se utilizan medios como Twitter, redes sociales (facebook, pinterest, tuenti,...) blogs, whatsapp. En principio, compartir la información y datos personales no tiene por qué causar problemas. Al contrario, las herramientas digitales suponen un gran avance y, utilizadas con sentido común, constituyen una fuente de información valiosísima que nos permite estar conectados con nuestros familiares donde quiera que se encuentren, así como estrechar lazos con gente que en otro tiempo habría sido imposible.

El problema surge, como todo en la vida, cuando se hace un uso excesivo, descontrolado e inconsciente, sin tener en cuenta ni al receptor ni a los potenciales receptores de la información, agravándose cuando son los padres los emisores y la información que se transmite se refiere a nuestros hijos, sin recabar que con esas prácticas pueden vulnerarse derechos de los que son titulares.

Cuando se pierde el control de lo que se comparte y a quien se comparte o puede llegar, hablamos del fenómeno de "oversharing", término anglosajón utilizado para denominar el fenómeno que consiste en compartir en internet, redes sociales, twitter, blogs etc., determinados datos personales que tienen que ver con tu vida familiar y personal que otros pueden no necesitar o, simplemente, no quieren saber o conocer.

Casos como los de la esposa del fundador de twitter que en 2009, para promocionar el twitter, tuiteó el parto de su hijo consiguiendo 16.000 seguidores en un día, o los ejemplos incluidos en el artículo publicado en El País Semanal de fecha 9 de octubre de 2013 "Twitter: he roto aguas", cuya lectura es muy recomendable, que nos informa de la encuesta realizada por AVG a 2.000 madres de 10 países, entre los que figuraba España, que revela que el 81% de los bebés ya tiene algún tipo de presencia en twitter al cumplir los seis meses; la cuarta parte ya ha salido antes a través de la publicación de la imagen de una ecografía, el 7% de los menores de dos años tienen una cuenta de correo electrónico creada por sus padres y el 5% disponen de su propio perfil en una red social, nos hacen plantearnos preguntas como: ¿qué consecuencias puede tener compartir demasiada información personal en internet? ¿Cómo revertir o minimizar con posterioridad los efectos negativos de las consecuencias y riesgos analizados que puede conllevar la práctica del oversharing obsesivo de los menores cuando terceros, en este caso, tus progenitores o representantes legales, o sus respectivas parejas son los que te sobreexponen en la red?

Riesgos y consecuencias

Entre los principales riesgos y consecuencias que puede tener la sobreexposición de los menores por los padres en las redes sociales, a modo ilustrativo, se me ocurren las siguientes:

Sin ser plenamente conscientes de ello les estamos creando una identidad y reputación en línea que les afectará en un futuro en el desarrollo de su personalidad además de en sus relaciones personales y laborales. Investigadores de la Universidad de Western Illinois y psicólogos de renombre como Jean M. Twnege y W. Keith Campbell alertan del fenómeno que denominan “epidemia narcisista”. En su libro “Narcissism Epidemic” revelan que los rasgos de la personalidad narcisista están subiendo tan rápido como la obesidad desde la década de 1980 hasta la actualidad.  

Todo lo que se comparte en las redes sociales (incluso con niveles de privacidad), twitter, blogs e internet en general, deja de ser privado y automáticamente se convierte en público, permitiendo el acceso no sólo a nuestros amigos y círculo más cercano sino a todo un público potencial desconocido, a los que mueven diferentes objetivos y fines.

Implicaciones legales

Resulta complejo responder a la pregunta que planteábamos al principio del artículo de cómo revertir o minimizar con posterioridad los efectos negativos de las consecuencias y riesgos analizados que puede conllevar la práctica del oversharing obsesivo de los menores cuando terceros, en este caso, tus progenitores o representantes legales, o sus respectivas parejas son los que te sobre-exponen en la red.

Los niños y, por supuesto los bebés, son titulares de los derechos al honor, la propia imagen y a la intimidad personal y familiar. Derechos que son elevados a la categoría de constitucionales al ser reconocidos en el artículo 18.1 de la Constitución Española de tal manera que, además, constituyen un límite al derecho a la libertad de expresión.

La Convención de los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 ratificada por España mediante Instrumento de fecha 30 de noviembre de 1990 (ex art 16), la Ley Orgánica 1/1982 de 5 de mayo sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, a través de la cual se reconoce la protección civil y penal de esos derechos, así como la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor reconocen esos derechos a los menores y establecen como mandato a los Gobiernos que garanticen su protección.

“1. El consentimiento de los menores e incapaces deberá prestarse por ellos mismos si sus condiciones de madurez lo permiten, de acuerdo con la legislación civil.

2. en los restantes casos, el consentimiento habrá de otorgarse mediante escrito por su representante legal, quien estará obligado a poner en conocimiento previo del ministerio fiscal el consentimiento proyectado. Si en el plazo de 8 días, el Ministerio Fiscal se opusiere resolverá el Juez”.

Esto significa que, con carácter previo a que los padres difundan cualquier fotografía de su hijo menor de edad en las redes sociales (tener en cuenta el nivel de configuración de privacidad), en twitter o en un blog, deberían, si su hijo menor tiene la madurez suficiente (menores emancipados a partir de 16 años), preguntarles y pedir su autorización y, en el caso de los menores sin madurez suficiente, deben además de contar con autorización de ambos progenitores y notificarlo al Ministerio Fiscal, el cual como vemos puede oponerse en un plazo de 8 días.

Esta argumentación, que puede parecer excesiva, no lo es si tenemos en cuenta la interpretación que al respecto tiene la Jurisprudencia dictada, no sobre casos como el que nos ocupa sobre los que todavía no se ha pronunciado, pero sí con casos, por ejemplo, en los que padres o familiares han difundido imágenes de sus hijos o parientes, o revelado datos o episodios desagradables que pertenecen a la esfera íntima, personal y familiar del menor en programas televisivos o en otros medios.

En este sentido el Tribunal Supremo y el Constitucional se han mostrado tajantes al considerar que la mayor protección de los derechos al honor, a la intimidad y a la propia imagen del menor se justifican por el plus de antijuridicidad predicable de los ataques a estos derechos cuando el sujeto pasivo es un menor, pues no solamente lesionan el honor, la intimidad o la propia imagen, sino que, además, pueden perturbar su correcto desarrollo físico, mental y moral, y empañar su derecho al libre desarrollo de la personalidad y a la futura estima social, que se ve reconocido en el artículo 16 de la Convención de los Derechos del niño de 20 de noviembre de 1.989

Asimismo, la Instrucción 2/2006 de 15 de marzo de la Fiscalía General del Estado, recoge que en el caso de los menores el consentimiento debe recogerse de forma escrita y además requiere que el representante legal haya cumplido el requisito de poner en conocimiento de la fiscalía, cuya intervención actúa a modo de asentimiento, autorización y ratificación.

Aplicado lo anterior al caso de la difusión de imágenes y comentarios realizada por los padres respecto de sus hijos, en determinados casos en los que no existe un control sobre a quién y cómo se difunde, como puede ser a través de twitter, blogs o redes sociales sin configuración de la privacidad, en mi opinión podrían ser contrarias al orden jurídico si no se difunden con anuencia de la Fiscalía.

Asimismo, las personas legitimadas en el artículo 158.4 del Código Civil podrían denunciar a la fiscalía los casos de sobreexposición de menores en las redes sociales aunque sean los padres los responsables de dicha sobreexposición.

A modo de conclusión entiendo que es necesario, como mandato que se recoge en el artículo 17 de la Convención de los Derechos del Niño, que se promueva la elaboración de unas directrices para proteger a los niños en relación a las prácticas de oversharing obsesivo y la obligación que como padres tenemos de inculcar a nuestros hijos el respeto de los derechos humanos y fundamentales, y los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas.


Nota de la autora

Este artículo surge de los trabajos y debates de la Comisión de menores de la Asociación Profesional Española de Privacidad-APEP. Debo agradecer en especial la colaboración y sugerencias de Cristina Ribas (Abogada especialista en Internet y TIC en Ribas Casademont Advocats) y Noemí Brito Izquierdo (Directora del Área Derecho TIC de LEGISTEL).

Lefebvre - EL Derecho no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones expresadas por los autores o colaboradores de esta publicación

Widgets Magazine

Comentarios jurisprudenciales

CASE STUDY & MASTER CLASS

LOPD EN DESPACHOS DE ABOGADOS

  • Caso práctico: absorción o adquisición del despacho por otra entidad

    Tanto el despacho como persona jurídica, como los integrantes del mismo, los terceros a los que se ceden esos datos, y aquellos que prestan servicios al despacho y tienen acceso a datos de carácter personal, están obligados al secreto y al deber de guardar esos datos, 

  • Caso práctico: Lexnet

    El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero será nulo cuando la información que se facilite al interesado no le permita conocer la finalidad a que se destinarán los datos cuya comunicación se autoriza, o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.

  • Caso práctico: almacenamiento de información

    Como decimoctava entrega de la serie de artículos sobre protección de datos personales en los bufetes de abogados, hoy les mostraré un caso práctico sobre almacenamiento de información personal y las ventajas del despacho digital.

ebook gratuito

ENTREVISTAS

GESTIÓN DE DESPACHOS

  • ¿Por qué es importante implementar el marketing en una empresa de servicios jurídicos?

    Hoy en día, el mercado legal está inmerso en una etapa de dinamismo que se está llevando a cabo a través de numerosas integraciones y/o fusiones entre despachos de diferente perfil que lo que buscan es crear una marca más sólida con la que poder prestar un servicio más completo a sus clientes.

  • La web y el blog, primeras piedras del camino hacia el posicionamiento SEO

    ¿Recuerdas cuando captar clientes se reducía al ‘boca a oreja’ y al prestigio del despacho? ¿Todo iba mucho más rodado, ¿verdad? ¿Cuál es el motivo por el que ahora ya no es tan fácil? Muy sencillo: se ha constituido un nuevo canal de captación que aún tiene mucho potencial: internet, la web y Google, el mayor canal de información y búsqueda de contenidos de España.

REDES SOCIALES & ABOGADOS

  • Internet y Redes Sociales para despachos de abogados: una exigencia necesaria

    ¿Por qué es importante que los despachos de abogados entren en la dinámica de las redes sociales e Internet? ¿Cómo puede afectar a un bufete el estar o no en el mundo digital? ¿Qué es lo que quieren tus futuros clientes de su abogado? El mundo se ha digitalizado y los abogados no pueden quedarse atrás.

COLABORA CON NOSOTROS

Colabora

Envianos un artículo sobre nuevas tecnologías aplicadas al ámbito jurídico

Colaborar

Enviar Artículo

He leído y acepto las condiciones de la Política de Privacidad y el Aviso Legal

(*) Campos obligatorios

Pablo García Mexía

Abogado, Cofundador de Syntagma, Centro de estudios estratégicos.

1

Carlos Pérez Sanz

Socio del área de Information Technology y Compliance de ECIJA.

1

Raúl Rubio

Partner, Information Technology & Communications Baker & McKenzie

1

Los ayuntamientos españoles pueden ahorrar hasta un 60% en gastos con tecnologías de smart cities

Los ayuntamientos españoles pueden ahorrar entre un 20% y un 60% de sus gastos gracias a la aplicación de tecnología digital en la gestión de agua, residuos, alumbrado, movilidad y edificación, según un estudio elaborado por la consultora KPMG en colaboración con la empresa tecnológica Siemens, que señala que la digitalización puede mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, al mismo tiempo, permitir importantes ahorros en las arcas públicas.

La empresa española Lleida.net obtiene la patente de su método de contratación electrónica certificada en USA por un periodo de 20 años

La concesión consolida la presencia de Lleida.net en el mayor mercado mundial en derechos de propiedad y servicios tecnológicos. La firma tecnológica, que cotiza en el MAB (Mercado Alternativo Bursátil: LLN) desde hace dos años, refuerza su apuesta por el sector de la contratación electrónica.

AirHelp incorpora su primer AI lawyer, abogado con Inteligencia Artificial, para gestionar las reclamaciones por retraso de vuelos

El lanzamiento de Lara optimizará las capacidades legales de la compañía permitiendo el crecimiento de sus servicios legales y su expansión en este mercado

feedburner

Reciba LAW & TIC de forma gratuita.

Contenidos relacionados

Atención al cliente: De lunes a viernes de 8:30 a 20:00 horas ininterrumpidamente. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 Fax. 915 78 16 17